Endurecen negociación con los bancos

El viceministro de Economía, Enrique Devoto, admitió que el gobierno "está estudiando" la posibilidad de ampliar el plazo para cancelar deudas con títulos públicos. A su vez afirmó que no habrá ningún tipo de compensación para los bancos por la derogación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).



El Ministerio de Economía no compensará a los bancos por la derogación del CER, al tiempo que estudia extender la posibilidad de pagar deudas bancarias con títulos públicos, opción que es rechazada por las entidades, anunció ayer el secretario de Política Económica, Enrique Devoto.

El funcionario destacó además que “se está estudiando” extender la posibilidad de pagar deudas bancarias e impositivas con títulos públicos, opción que venció ayer.

Las palabras del también viceministro de Economía salieron al cruce de las presiones de los bancos para que los créditos se reajusten por el costo de vida, en lugar de los salarios tal como se dispuso hace una semana.

Tampoco quieren las entidades el pago de sus créditos con títulos del Estado, que se compran a un 60 o 70% de su valor nominal, pero deben ser tomados al 100%.

Incluso, durante esta jornada, el propio ministro Roberto Lavagna estuvo reunido con los presidentes de los bancos Nación, Provincia de Buenos Aires, y Ciudad de Buenos Aires, Horacio Pericoli, Ricardo Gutiérrez y Roberto Felleti, respectivamente, quienes apoyan esta prórroga.

Por su parte, Devoto desestimó cualquier tipo de “exceso de emisión” para brindar liquidez al sistema financiero y permitir una salida del corralito.

En la víspera, el propio secretario de Hacienda, Jorge Sarghini, desestimó que se vayan a emitir 17.000 millones de pesos a ese fin, tal como había dejado entrever un diario especializado.

El proyecto para destrabar al sector financiero y flexibilizar el corralito “apunta a brindar títulos con mayor poder cancelatorio y de compra” para la adquisición de bienes registrables, inversión de capital o pago de deudas, destacó Devoto.

En este marco, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen continuó con el estudio de las alternativas que permitan la semana próxima devolverle a los ahorristas “la capacidad de compra” de sus dinero atrapados en los bancos. Bajo la consigna de que este esquema debe ser “lo más flexible posible”, tal como indicó el propio Lavagna, el secretario de Finanzas siguió explorando con los técnicos la posibilidad de que los depositantes puedan canjear sus depósitos reprogramados por títulos.

Una de las alternativas “en estudio” es crear un título en pesos a 5 años, ajustable por el costo de vida más el 2 por ciento anual, y otro en dólares a 10 años, amortizable a partir del 2005 a tasa Libor. (Télam)


Comentarios


Endurecen negociación con los bancos