De calibrar para Vaca Muerta a exportar

Una empresa neuquina especializada en ingeniería e instrumental desarrolla equipos para montar en Bolivia. Tras más de quince años de trabajo, aseguran que por primera vez cuentan con contratos a largo plazo que les permiten ser más competitivos.

02 ago 2018 - 00:00

Comienzos del 2002 no era el mejor momento para crear una empresa. El país vivía la peor crisis de su historia, con cinco presidentes en una semana y una declaración de cesación de pagos que abría un enorme interrogante. Sin embargo, en la actividad hidrocarburífera no fueron pocos los que se animaron a lanzar su propio emprendimiento.

Tal es el caso de Lazos SRL, una empresa ya consolidada en el rubro ingeniería, con especialización en la calibración de instrumentos. “Mientras cursaba en la facultad trabajé en Indupa para solventar los estudios y luego fui empleado de Pérez Companc durante muchos años, donde llegué a crear el área de telemetría”, recuerda Marcelo Ferrari, gerente operativo de la firma.

Hoy Lazos cuenta con 40 empleados en su base del Parque Industrial y es en la zona una de las pocas empresas que cuenta con un laboratorio de la Red-SAC, certificado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). “Tuvimos que implementar la ISO 17025, que no es una norma de gestión de calidad sino que garantiza que el control que hacemos de los instrumentos se cumpla realmente”, precisó.

Entre otros instrumentos calibran el dimensional de puentes de medición de gas con placa de orificio, lo que permite cuantificar el caudal del fluido que pasa por una tubería. Algo de fundamental importancia para las provincias que cobran regalías por el gas producido. “Antes se medía a la salida del yacimiento y las empresas aprovechaban el gas para producir electricidad o para calentar el petróleo, pero ahora se verifica en cada punto de producción”, comentó Ferrari.

En este sentido, dijo que al estar las inversiones más direccionadas a la producción de gas “nos trae mucho trabajo, porque la instrumentación se usa mucho más que en petróleo” y resaltó que “desde el año pasado se nota un aumento importante de la actividad, con inversiones reales”.

Acostumbrado a los vaivenes del rubro petrolero, Ferrari aseguró que “la clave es crecer dando pasos seguros, sin crear una estructura que después no se pueda mantener” y aseguró que “si bien tuvimos buenos momentos, hoy hay cierta tranquilidad para poder proyectar a futuro, es la primera vez que tenemos contratos a largo plazo con las grandes operadoras que nos permiten invertir sabiendo que lo vamos a poder amortizar”.

Consideró que tener previsibilidad “nos da la posibilidad de ser más competitivos al ofertar con márgenes de ganancia más pequeños pero con la certeza de que vamos a cobrar” y destacó que de esa manera “podemos mantener las fuentes de trabajo y asegurar salarios dignos para nuestros empleados”.

Ferrari señaló que están buscando un lugar más amplio dentro del PIN porque “se amplió mucho la actividad, ahora estamos haciendo dos compresores muy grandes para una operación de Exterran en Bolivia, y este lugar ya nos quedó chico”.

En números
400
equipos dosificadores de químicos para pozos vendieron en la primera mitad del año. En 2017 habían sido sólo 500.
40
son los empleados directos que posee la firma que cuenta con 16 años de funcionamiento.
corresponsalia neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.