Energía Mundo pyme

Nuevas reglas para las pymes petroleras

La Resolución 154/18 modificó los requisitos para acceder al certificado Pyme. El reconocimiento permite a las firmas poder descargar impuestos y pautar pagos en diferido.

07 jun 2018 - 00:00

Obtener el certificado pyme se ha vuelto fundamental para las pequeñas y medianas empresas en tiempos donde achicar gastos es de suma importancia si se busca rentabilidad. Sin embargo, muchas empresas desconocen los beneficios que derivan de este simple trámite.

Lo primero que hay que saber es si la empresa califica como pyme. La resolución 154/18 sancionada a principios de mayo, establecía nuevos criterios que combinaban el monto de ventas y la cantidad de empleados, de acuerdo a cinco rubros: construcción, servicios, comercio, industria y minería, y agropecuario.

La norma divide a las pymes en las categorías micro, pequeña, mediana tramo 1 y mediana tramo 2. Las empresas de servicios petroleros están dentro de Industria y Minería. Para el caso de una micro no debe tener ventas por más de 10.500.000 pesos (promedio de los últimos tres ejercicios, sin IVA) mientras que una mediana tramo 2 no debe superar los 966.300.000 pesos

En todos los rubros y categorías se aumentaron los montos, teniendo en cuenta la inflación del último tiempo. La disposición incluía como nuevo parámetro la cantidad de empleados para calificar como pyme. En este caso, una micro petrolera podía tener hasta 15 empleados y el límite para una mediano tramo 2 era de 655 personas.

Sin embargo, apenas un mes después una nueva resolución dejó de lado el requisito de la cantidad de empleados, entendiendo que va a contramano de incentivar el empleo registrado. Solamente lo deja vigente para actividades como comisionista, consignatario y agencias de viaje.

El contador Ignacio Carnicero enfatizó sobre la importancia de tener el certificado pyme. “Se puede obtener con un simple trámite en la página web de la AFIP, que automáticamente verifica si la empresa cumple con los requisitos y lo otorga o lo rechaza”, explicó.

El certificado tiene vigencia hasta el tercer mes posterior al cierre del ejercicio. Luego hay verificar que se sigan cumpliendo con los parámetros para poder renovarlo.

Entre los beneficios por certificar como pyme se cuentan el pago diferido del IVA a 60 días y la posibilidad de computar parte del impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios (conocido como impuesto al Cheque) a cuenta de Ganancias. “Para el caso de una mediana tramo 1 era del 50 por ciento y se elevó al 60 por ciento, mientras que las micro y pequeñas empresas pueden descargar el cien por ciento”, precisó Carnicero.

También destacó un importante aliciente para las pymes que realizan inversiones, como el pago a cuenta del impuesto a las Ganancias de hasta el 10 por ciento de lo invertido –con un tope del dos por ciento de las ventas del ejercicio– o la devolución del IVA de las inversiones vía bono de crédito fiscal. Además todas las pymes quedan exceptuadas del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

Según las últimas cifras oficiales existen en el país 854.000 pequeñas y medianas empresas pero apenas 319.000 están acreditadas como tales, es decir que sólo el 37 por ciento puede aspirar a los beneficios que implica contar con ese certificado.

La provincia de Neuquén se encuentra por encima del promedio nacional, con el 46 por ciento de sus pymes registradas. De 12.334 empresas de ese tipo 5.679 cuentan con el certificado, de acuerdo a los datos de abril que brindó el Centro Pyme. En el sector Industria y Minería, que incluye a las compañías hidrocarburíferas, el porcentaje de registro es menor.

“Queda mucho por hacer, parece mentira que siendo tan simple el trámite para certificar muchas pymes no lo hayan hecho”, remarcó el contador Ignacio Carnicero. Precisó que a nivel provincial “todas las pymes también gozan de estabilidad fiscal hasta el 31 de diciembre, es decir que no sufrirán modificaciones en la alícuota del impuesto a los Ingresos Brutos”.

Hasta el año pasado había créditos para pymes con tasa del 15 por ciento anual, pero el Banco Central los dio de baja. “Por lo difícil que es acceder a la financiación en el circuito bancario, el ministerio de Producción de la Nación quiere reeditar esos créditos con tasa subsidiada”, comentó Carnicero.

Además destacó los programas Prodepro de YPF y Propymes de Tecpetrol que “permiten a las pymes proveedoras de bienes y servicios petroleros acceder a capacitación y asistencia financiera para lograr mayor eficiencia y rentabilidad”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.