Nuevo presidente de Shell: “Pedí venir a trabajar a Argentina”

El flamante presidente de Shell Argentina, Ricardo Rodríguez, llega con una vasta experiencia de Permian y el Golfo de México. Destacó el potencial de la formación shale.




Hace pocos días, el 1 de agosto, Ricardo Rodríguez asumió como presidente de Shell Argentina en reemplazo de Sean Rooney. Llegó al país con un currículum impresionante y casi en un revés de lo que podría esperarse como una carrera profesional: viene de ser el responsable de los activos operados de Shell en Permian, la meca del shale de los Estados Unidos. Pero lejos de ver el cambio como un paso atrás, Rodríguez reveló en la primera entrevista que dio como presidente que “yo pedí venir a trabajar a aquí”.

La decisión de este joven nacido en Venezuela no es para nada casual, sino altamente loable. “Soy venezolano y quería volver a Latinoamérica porque creo que puedo aportar algo a esta región”.

“Me encanta estar en Argentina, es un país que siempre estuve muy curioso de venir, y Argentina es muy atractiva en el portfolio global de Shell porque la calidad de la roca que tenemos aquí no es común y tiene un perfil de inversiones que es complementario a las inversiones que tenemos en agua profundas”, contó.

El presidente de Shell Argentina detalló que están produciendo 45.000 barriles de crudo al día en Vaca Muerta y que buscan sumar 15.000 más en el corto plazo. Para ello, remarcó la importancia de resolver el límite en el sistema de evacuación y la necesidad de un marco regulatorio que permita la competencia.

“En términos de desarrollo, estamos excelentes. Estamos produciendo 45.000 barriles de crudo al día de Vaca Muerta, somos el segundo productor; hicimos inversiones de 1.500 millones en el año; duplicamos la producción durante la pandemia, tenemos cuatro equipos trabajando, estamos construyendo otra planta de producción”, detalló.

En la actualidad Shell tiene “una capacidad de 40.000 barriles y pensamos poder expandirlo otros 15.000 con esfuerzo propio”. Un nivel en el que la firma cuenta la producción adicional que aportará la EPF del bloque Bajada de Añelo, recientemente pasado a desarrollo masivo.

Para ello, indicó que “estamos trabajando bien duro: la ambición es seguir creciendo en Argentina, hay desafíos a corto plazo que tienen que ver con los anuncios recientes. Por un lado, el sistema de evacuación de crudo, que está bien limitado”, subrayó.

En efecto, el ministro de Economía Sergio Massa anunció durante la Argentina Oil&Gas Patagonia 2022, que se realizó la semana pasada, que se pondrá en marcha la duplicación de la capacidad de Oldelval.

La capacidad de transporte está prácticamente colmada ahora. Si tenemos algún problema en los terminales con los barcos, repercute directamente al cabezal del pozo. Somos víctimas del éxito que ha tenido Vaca Muerta”, rescató.


Reglas claras para el desarrollo


Por otra parte, señaló que otro punto a revisar es la necesidad de “un marco regulatorio estable y medidas competitivas. Si tienes una regulación que permite la competencia vas a ver que la competencia mejora los costos”, remarcó en comparación con Permian.

“La cuenca tiene todo el potencial con las condiciones adecuadas para seguir creciendo. Hoy en día están produciendo 260.000 barriles día: duplicar esa producción, con las condiciones necesarias, no sería algo fuera del margen de realidad”, destacó.

A su vez, subrayó que en Vaca Muerta “ha avanzado muchísimo más la curva de aprendizaje, tenemos la oportunidad de oro de caminar esa curva y podemos traer muchas cosas de Permian. En Argentina tengo un equipo de clase mundial, gente muy trabajadora”. Por eso, “tenemos planes de inversión pero la primera cosa que tenemos que resolver es cómo evacuar los volúmenes”, reiteró.


Comentarios


Logo Rio Negro
Nuevo presidente de Shell: “Pedí venir a trabajar a Argentina”