Soplan buenos vientos en Argentina

Las metas de reconversión de la matriz energética hacia fuentes renovables avanzan a pasos acelerados. Los desarrollos eólicos fueron analizados en la Argentina Wind Power 2018, en donde se destacó el potencial que posee en el país.

13 sep 2018 - 00:00

Se realizó la semana pasada en Buenos Aires el Argentina Wind Power, un encuentro organizado por el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés) donde expertos nacionales e internacionales analizaron la situación de la energía eólica de cara a la próxima ronda del programa RenovAr, que se realizará en octubre.

La ley 27.191, sancionada a fines de 2015, estableció como meta que un 20 % del consumo de energía eléctrica del país deberá ser de fuentes renovables para el año 2025. A través del RenovAr, que ya cuenta con tres rondas licitatorias, se otorgaron 4.466 megavatios de potencia, distribuidos en 147 proyectos, de los cuales 38 pertenecen a la tecnología eólica.

Uno de los expositores en el Argentina Wind Power fue Ramón Fiestas, presidente del Comité Latinoamericano del GWEC. “Argentina se está convirtiendo en uno de los mercados más importantes de América Latina para la energía eólica, siguiendo el camino de Brasil y México”, señaló.

Fiestas comentó que en la actualidad el 4 % del consumo eléctrico mundial es abastecido con energía eólica, con 600.000 MW instalados, a los que se suman cerca de 60.000 MW por año. “En Europa el 15 % de la energía es de ese origen y en España, dependiendo del viento, hay años en que ha sido la principal fuente de energía, superando a las centrales térmicas y la energía hidráulica”, detalló.

Durante el encuentro, los expertos consideraron que del 20% de generación eléctrica que debe ser cubierto con renovables para el año 2025 en la Argentina, la mitad será aportada por la energía eólica. “Es un salto exponencial, de la mano de una industria moderna que implica mucha mano de obra y atrae talento universitario”, remarcó Fiestas.

Puso como ejemplo a España, donde la energía eólica tomó un impulso importante en 2008 y la contribución del sector a la economía representaba el 2% del PBI, equivalente a lo que aportaban dos industrias tradicionales como las del calzado o el vino, muy fuertes en ese país. “Algo similar puede ocurrir en Argentina, estamos hablando de inversiones no inferiores a 4.000 millones de dólares al año para alcanzar ese objetivo”, aseguró.

Contrariamente a lo que se puede pensar, las compañías petroleras no han puestos trabas al desarrollo de las renovables. “Saben que el futuro energético está allí porque ellas trabajan con recursos que algún día se agotarán. De hecho YPF ha incursionado en ese aspecto, tomando en cuenta que una parte sustancial de la canasta energética del país será eólica”, indicó.

Fiestas dijo que una de las ventajas comparativas de Argentina es que “el modelo para las renovables es mucho más lógico que en otros países, donde ponen a competir entre sí a las diferentes tecnologías” y auguró un “buen futuro” más allá de la situación macroeconómica del país.

En números
4%
del consumo eléctrico de todo el mundo es actualmente abastecido con desarrollos de energía eólica.
38
desarrollos del programa RenovAr corresponden a aprovechamientos de vientos.
Un consejo mundial que
une a empresas e instituciones de 80 países
El Global Wind Energy Council (GWEC) fue creado en 2005 para proporcionar un foro representativo para el sector de la energía eólica a nivel mundial. Tiene 1.500 miembros entre empresas, organizaciones e instituciones de más de 80 países.
La semana pasada se reunió en la Universidad Católica en Puerto Madero, donde expositores y conferencistas analizaron el futuro del sector. En ese marco, el subsecretario de Energías Renovables de la Nación, Sebastián Kind, anunció que en octubre se realizará la tercera ronda licitatoria para proyectos dentro del programa RenovAr, en la versión MiniRen de hasta 10 MW.
El funcionario explicó que mientras se trabaja en la extensión de las redes de transmisión de alta tensión, el gobierno quiere “promover proyectos de energías renovables diversificados en todo el país y que alimenten las redes de media tensión”.
Para llegar en 2025 al 20% del consumo eléctrico a partir de energías renovables se necesitan instalar alrededor de 10.000 megavatios, lo que supone inversiones de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares. En 2017 Argentina fue el segundo país en el mundo donde más crecieron las inversiones en energías renovables, alcanzando los 1.800 millones de dólares.
Según Ramón Fiestas, presidente del Comité Latinoamericano del GWEC, “Europa empezó siendo el lugar donde mayor incidencia tenía la energía eólica, aunque hoy China se lleva un tercio de las inversiones”.
Corresponsalía Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.