Energía Mundo pyme

Sustentabilidad, de una moda a una necesidad empresarial

El cuidado ambiental como forma de trabajo dejó de ser una tendencia para pasar a definir el éxito ante ofertas de negocios. Un especialista capacitó a emprendedores de la zona y detalló que no sólo no encarece los costos sino que aporta competitividad.

22 nov 2018 - 00:00

Las empresas que no empiecen a transitar el camino de la sustentabilidad en términos de cuidado del medio ambiente y ahorro energético no van a subsistir”, sostiene Lucas Campodónico, fundador de B-ECO y disertante en una charla sobre sustentabilidad dirigida a pymes de la región organizada por Pan American Energy y que se dictó en la sede del Centro Pyme de Neuquén.

Campodónico aseguró que hay una demanda cada vez mayor de consumo responsable, en todos los niveles. “Esto es así porque la gente percibe que de continuar en esta senda el mundo será inviable. En lo social hay una pésima distribución, donde un puñado de personas concentran el 50% de la riqueza mundial; y en términos ambientales hubo un quiebre en 1985, que implica que la Tierra produce menos servicios ecosistémicos de lo que la especie humana demanda”.

Consideró que cualquier empresa puede ser sustentable “porque tiene que ver con una decisión” y destacó que “las petroleras también pueden serlo, de hecho PAE no hubiera organizado esta charla si no estuviera en ese camino. Creo que en términos de negocio es una decisión correcta comenzar con estas acciones”.

Para el especialista, las empresas no serán solo petroleras en el futuro sino que se van a transformar en empresas de energía “porque el petróleo será necesario para hacer la migración a otros procesos y tener una matriz energética más equilibrada”. Aseguró que “las compañías que más rápido lo entiendan tendrán una ventaja competitiva” y recordó que las grandes operadoras están invirtiendo fuertemente en energías renovables.

De la charla participaron alrededor de 40 personas, en su mayoría emprendedores, algunos ya consolidados y otros que recién están dando sus primeros pasos. No solo hubo gente del sector energético sino también de la fruticultura, la tecnología, el diseño y la consultoría.

Campodónico comentó que la sustentabilidad es una palabra que muchas veces se complejiza sin necesidad. “En realidad tiene que ver con las acciones de todos los días, yo defino a la sustentabilidad como sentido común, no sólo porque todos saben lo que es bueno para el planeta sino porque común es lo opuesto a lo individual”, expresó.

Dijo que a alguien “puede no modificarle su economía dejar las canillas abiertas y las luces prendidas, pero cuando surge una crisis energética y una pyme deja de producir porque no hay electricidad, entonces una acción individual no fue sustentable” y ejemplificó: “si todos viviéramos como un estadounidense promedio en materia de consumo, harían falta cinco planetas”.

Por último, señaló que cambiar para ser sustentables “está lejos de ser más caro, todo tiene que ver una la decisión de la gente que gobierna una empresa, porque a la larga esa compañía será más competitiva en términos mundiales”.

En números
1985
fue cuando el consumo de servicios ecosistémicos superó la capacidad de generación a nivel global.
40
fueron los emprendedores que participaron de la charla formativa y motivadora.
Un cambio de enfoque que aporta un plus
a la rentabilidad empresaria

B-ECO es una familia de cinco proyectos que procuran sustentabilidad en distintos rubros. Ecomanía, Greenbondi, Bío Guía, Bioplástico y Semillas se dedican desde la edición de revistas hasta la entrega de microcréditos en los barrios. Uno de sus fundadores, Lucas Campodónico, le huye a los etiquetados y prefiere definirse como “un emprendedor en permanente búsqueda, alguien que se dio cuenta qué hace bien y qué no hace tan bien formando equipos”.

La semana pasada estuvo en el Centro Pyme de Neuquén brindando una charla denominada “Cómo hacer de la sustentabilidad una oportunidad”.

Su aspiración es que la conciencia sobre el daño ambiental sea el motor para que la gente haga un uso eficiente de la energía, pero reconoce que por ahora el aliciente es económico. “Cuando las tarifas de los servicios energéticos son altas o cuando las regulaciones del Estado son mayores, se aprecia un cambio”, señaló.

“Muchas empresarios dicen que iniciaron un proceso de sustentabilidad porque pidieron a sus empleados que apaguen las luces innecesas, pero en realidad quieren rentabilizar más su empresa”, opinó.

Explicó que hay dos fuertes motivos para ir hacia un modelo más sustentable. “Uno es el consumo, la gente comienza a consumir masivamente productos que no generen un impacto negativo. El otro motivo tiene que ver con la escala, porque las energías renovables fueron bajando su costo notablemente a medida que crecía la demanda”, aseguró.

corresponsalía neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.