Enérgico reclamo argentino ante la puesta en marcha de Botnia

El vicecanciller Roberto García Moritán entregó una nota al embajador uruguayo en nuestro país. El texto señala que la medida de Montevideo "lesiona gravemente los derechos de la Argentina en virtud de los Estatutos del Río Uruguay".



El Gobierno argentino expresó hoy una “enérgica protesta” por la decisión de la administración uruguaya de autorizar la producción de la planta de celulosa de Botnia y aseguró que esa decisión oriental “lesiona gravemente los derechos” argentinos sobre el Río Uruguay.

La protesta está contenida en una nota que la Cancillería entregó al embajador uruguayo en la Argentina, Francisco Bustillo. “La Argentina expresa su más formal y enérgica protesta ante esta decisión unilateral”, dice la nota firmada por el canciller Jorge Taiana.

El embajador Bustillo fue citado a las 12:30 a la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde recibió la nota de manos del vicecanciller, Roberto García Moritán, porque Taiana se encuentra en Chile, participando en la Cumbre Iberoamericana.

Argentina, en la protesta, señala que la medida de Montevideo “lesiona gravemente los derechos de la Argentina en virtud de los Estatutos del Río Uruguay” y advirtió que la puesta en funcionamiento de la fábrica “constituye evidencia adicional de la conducta ilegítima del Uruguay”.

“La Argentina expresa su más formal y enérgica protesta ante esta decisión unilateral que contradice flagrantemente la exhortación al no agravamiento de la controversia al que la Corte ha instado a las Partes en sus ordenanzas del 13 de julio de 2006 y 23 de enero de 2007. Esa decisión unilateral lesiona gravemente los derechos de la Argentina en virtud del Estatuto del Río Uruguay de 1975”, dice la nota.

 Taiana -que se halla en Santiago de Chile acompañando al presidente Néstor Kirchner y a la presidente electa Cristina Fernández- instruyó al vicecanciller Roberto García Moritán para que cite a Bustillo al Ministerio de Relaciones Exteriores de la Argentina, donde se le entregó la nota.

La protesta argentina fue firmada por el canciller Taiana y dirigida a su par uruguayo Reynaldo Gargano. La orden del gobierno uruguayo para que Botnia inicie su producción se realizó en medio de la Cumbre Iberoamericana que se realiza en Chile.

También se puso en práctica esa medida en momentos en que continuaban los esfuerzos del rey Juan Carlos de España y del Gobierno español para facilitar el diálogo entre la Argentina y el Uruguay, en la búsqueda de una solución al diferendo que los opone.

Para la Argentina, “la puesta en marcha del proyecto Orión (nombre oficial de la planta de Botnia) decidida por el Uruguay sin esperar la sentencia que debe pronunciar la Corte Internacional de Justicia”. Agrega que ello “constituye una evidencia adicional de la conducta ilegítima del Uruguay, que se viene manifestando desde que decidió no respetar el Estatuto de 1975, tratado bilateral que reglamenta un recurso fluvial compartido entre ambos países”.

Fuente: DyN


Comentarios


Enérgico reclamo argentino ante la puesta en marcha de Botnia