Enjuiciarán al ex jefe de la alcaidía de Bariloche

El fiscal elevó la causa contra el comisario Gabriel Capsi. Está acusado de utilizar reclusos para construirse una vivienda. Otros dos policías irán a juicio, aunque con acusaciones menores.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Después de un año de instrucción el fiscal Eduardo Benjamín Fernández concluyó la requisitoria de elevación a juicio y fue elevada a la Cámara Segunda del Crimen la causa contra el ex comisario Gabriel Capsi, quien llega a juicio junto con dos subordinados por presuntas irregularidades cometidas mientras se desempeñaban como jefe de la alcaidía de Bariloche.

Capsi es el que soporta las acusaciones más graves, por cuatro hechos de reducción a la servidumbre en concurso ideal con abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público y fraude al Estado, y además le imputan haber utilizado internos y materiales de la alcaidía para construir su vivienda particular.

A los suboficiales José Sobarzo y Desiderio del Carmen Vázquez los acusan de reducción a la servidumbre e incumplimiento de los deberes de funcionario, porque habrían colaborado con Capsi en el traslado de los internos, pero el primero, además, habría dirigido en forma personal la construcción y elaboración de las columnas de hierro y los bloques de cemento que se elaboraban en la alcaidía.

El accidente que sufrió un interno de la alcaidía el 11 de setiembre del año pasado, mientras trabajaba en la construcción de una vivienda a órdenes del jefe de la cárcel, llegó a oídos del camarista César Lanfranchi y originó una causa que comenzó a investigar el juez García Berro y motivó la separación del cargo de Capsi.

Un familiar del interno Jorge Fabián Oyarzo denunció en forma anónima que su pariente se había desplomado desde el techo de la casa que construía, y que estaba grave en el hospital.

Después se supo que en realidad eran cuatro los internos que trabajaban en esa construcción, tres de ellos condenados por homicidio y el restante por violación, todos delincuentes ocasionales que carecían de antecedentes y nunca intentaron fugarse, pese a que quedaban muchas horas solos.

El comisario Gabriel Capsi había permanecido en ese destino desde hace más de diez años, desempeñando cargos acordes con su jerarquía y su capacitación penitenciaria, hasta alcanzar el grado de comisario y la titularidad de la alcaidía local.

No hacía mucho que detentaba ese cargo cuando comenzó a construir una amplia vivienda de dos plantas en la calle Primera Junta, en el barrio Belgrano, presuntamente en un terreno que le habría cedido su suegra.

La acusación de los internos

Cuando la denuncia tomó estado público los internos testimoniaron ante el juez y la prensa, y sostuvieron las acusaciones contra Capsi.

Explicaron que ellos no habían planeado la denuncia y que la situación había salido a la luz a raíz del accidente sufrido por Oyarzo.

Uno de los internos, Leonardo Gutiérrez, aseguró que habían comenzado a trabajar en la construcción hacía más de un año y medio.

"Nos llevaron engañados para construir un jardín de infantes, pero cuando nos dimos cuenta que era una casa y nos negamos a seguir, Capsi nos amenazó con cortes de visita y traslado".

Justificaron la toma de fotografías "para presionar si alguna vez nos llegaba a trasladar", y aclararon que temían que en su próximo destino los perjudicara el hecho de haber colaborado con la policía.

El fiscal presume también que la gran cantidad de chapas, vidrios y aberturas que Capsi había comprado con fondos de la alcaidía, pero no habían sido retirados, tenían como destino próximo la vivienda del imputado.


Comentarios


Enjuiciarán al ex jefe de la alcaidía de Bariloche