Enojo por medida disciplinaria

CATRIEL (ACA) - Un nutrido grupo de padres de alumnos de la escuela primaria Nº 281 de esta ciudad se concentró ayer por la tarde en el establecimiento, para repudiar una medida disciplinaria que una docente de turno impuso el jueves pasado a los chicos que concurren desde primero a cuarto grado. La sanción que la educadora hizo cumplir a los pequeños fue la permanencia durante dos recreos bajo los rayos de sol, lo que a la postre le habría provocado a varios de ellos consecuencias como fiebre y sangrado de nariz.

Una tensa situación se vivió ayer por la tarde en la escuela mencionada, cuando un importante grupo de padres se presentó en el edificio solicitando explicaciones por la medida que se les había impuesto a los chicos, al parecer, porque algunos habían incurrido en actos de indisciplina.

Según graficaron ante este diario, una docente mantuvo a los niños -cuyas edades van desde los seis a los nueve años en términos generales- bajo los rayos del sol, inmóviles y con los brazos cruzados durante los últimos dos recreos. Algunos de ellos mencionaron que más tarde sus hijos presentaron fiebre, decaimiento y hasta hemorragias nasales, propios de una insolación.Enojados, ayer exigieron explicaciones en la escuela, aunque según dijeron, la maestra involucrada no los atendió, pero si recepcionó sus inquietudes el director del establecimiento, Nicolás Díaz.

Por su parte, Díaz dijo que él se percató que durante uno de los recreos a los nenes se los tuvo en penitencia, pero que no reparó en el fuerte sol que imperaba. Sobre el segundo recreo comentó que no percibió que la medida se repetía, y adelantó que tratará el tema con el cuerpo docente, para evitar que se repita.


Comentarios


Enojo por medida disciplinaria