Enroque de Jalil para aliviar el desgaste por el tema de la basura





NEUQUEN- El intendente Luis Jalil ensayó una lavada de cara para enfrentar las denuncias de connivencia que vinculan a Servicios Públicos con la empresa que recoge la basura en la ciudad. Mediante un enroque puso a Tomás Martínez al frente de la secretaría y en su lugar nombró a Juan Carlos Martínez, el funcionario cuestionado.

Hasta ayer Tomás Martínez se desempeñaba como coordinador general, un cargo que tiene rango de secretario. Por lo que las variantes no implican cambios de gabinete ni modificaciones de fondo en la política municipal.

El anuncio fue realizado por el intendente Luis Jalil poco antes de conocerse el nuevo informe de la sindicatura, que es lapidario y que fue realizado en función de la indagatoria que le efectuara a Juan Carlos Martínez la semana pasada. El documento vuelve a comprometer seriamente la conducta del funcionario, ahora en funciones en un área tranquila pues a diferencia de su primo, no atenderá los conflictos sociales de la ciudad.

El informe del órgano de control externo da cuenta que el ex secretario consideró «innecesaria» la confección de los informes habituales diarios, mensuales y semestrales a cargo de Garbo Sur, no obstante ser un requisito contractual. Del mismo modo desnuda que no subsanó irregularidades gruesas que impactan directamente sobre la prestación del servicio.

Cita, por ejemplo, que la contratista no cumple la dotación mínima de equipamiento afectado al servicio, que ninguno de los vehículos se encuentra patentado en el municipio, que algunos rodados carecen de cobertura de seguro y que otros no acreditan la verificación técnica vehicular.

De tal modo urge -entre otros aspectos- al Ejecutivo a practicar cirugía mayor: asegurar la flota de vehículos y contratar las coberturas de la responsabilidad por riesgos del trabajo descontando de la facturación los importes correspondientes.

Al año Garbo Sur recauda unos cinco millones de pesos por todo el paquete de servicios que presta a la ciudad de Neuquén.

La empresa tampoco cubre las necesidades mínimas de personal: el contrato habla de 255 personas, Servicios Públicos dice que hay 214 y la prestataria denuncia 233. Los números no coinciden y sin embargo la autoridad de aplicación no tomó medidas correctivas.

Con este documento técnico sobre las espaldas, Juan Carlos Martínez volverá hoy a dar explicaciones a la comisión de Ecología y Medio Ambiente, que está integrada por concejales de los cuatro bloques. Como la vez anterior lo acompañará Tomás, ésta vez en calidad de secretario.

Según Jalil, el flamante secretario tiene carta libre para «recomponer» su equipo de colaboradores. De acuerdo a lo anticipado por Tomás, en la mira se encuentran las direcciones conducidas por Miguel Lepigual de servicios concesionados, Miguel Caporalini de mantenimiento vial y Amado Alvarez de limpieza urbana.

Lepigual es el funcionario que tuvo la desafortunada ocurrencia de culpar a los inspectores del débil poder de policía de la cartera porque «no saben leer y escribir».

Para el intendente el enroque de funcionarios tiene la virtud de «oxigenar» Servicios Públicos aunque en materia de prestaciones poco podrá hacer pues dijo que no abrirá la canilla presupuestaria.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Enroque de Jalil para aliviar el desgaste por el tema de la basura