Ensayo aborda “El tango oculto” por la cultura oficial



“Tango oculto” es el título de un ensayo de la escritora e investigadora Silvana Boggiano, que explora la riqueza y complejidad de una vigorosa corriente musical “subtarránea”, desplazada por el “tango oficial” que la reprime.

El libro, editado por Corregidor, será presentado el lunes en la Academia Porteña del Lunfardo (Estados Unidos 1379), a partir de las 19.30, en un encuentro donde se presentarán diversos artistas.

“Hoy se sigue tratando de no escuchar al pueblo, por eso hablo de un tango oculto, como lo fue en su origen, y como lo es hoy cuando se le niega difusión al tango de la calle, al que no pertenece al universo del for export”, afirmó Boggiano en diálogo con Télam.

Boggiano asegura que existe “una puja entre dos Argentinas, una oficial y una subterránea” y que lo oculto está determinado “por una mirada que no quiere ver”.

La investigadora enfatiza en su obra las creaciones de músicos y poetas de este tiempo que, entiende, están realizando un aporte al género por fuera de los circuitos consagrados.

En ese universo coloca, por caso, a Alfredo “Tape” Rubín, La Chicana, Juan Vattuone, Alejandro Bettinotti, Alejandro Szwarcman, Raimundo Rosales, entre tantos más.

“Se está gestando una apertura y, si bien tenemos casi un analfabetismo de cultura popular, los jóvenes de hoy están haciendo cultura”, afirmó, esperanzada, Boggiano.

Más allá de esta perspectiva alentadora, la escritora advirtió que la Capital Federal, a raíz de las políticas gubernamentales, marcha a contramano de esa apertura.

-El tango fue resistido también en su origen, ¿existe un paralelismo entre aquella negación de la génesis y el ocultamiento de los nuevos poetas y músicos?

-El tango tiene un origen vinculado con los negros, los mestizos, los indígenas; con el carnaval y la murga, además, claro, de la influencia europea del siglo XVII.

Con ritmos de esas orillas como la cifra, el malambo, la milonga surera se constituyó el primer antecedente. Y luego llegó el aporte de los inmigrantes.

En ese tiempo el tango era el hermano deforme que había que guardar dentro del placard. Representaba aquello que la gente blanca no quería mostrar y, sin embargo, se trataba del 60 por ciento de la población.

En el libro luego hago un salto al período 1990-2010, a los poetas actuales, que han tratado temas como, por ejemplo, la trata de personas, cuestiones que son ajenas al tango for export. A este tango, de la calle, se lo esconde no se lo difunde.

-¿Cuál es la situación actual de ese tango que no es visible?

-Hay una apertura en especial a partir del gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que, por el contrario, no ocurre en la Capital Federal. En los medios se niega la difusión a lo que ocurre en la calle.

-¿Cuáles son las novedades estéticas que presenta ese movimiento subalterno del tango?

-A través de los representantes del tango actual, el género habla de los desaparecidos, de las crisis económicas, de los sin techo y, también, de la belleza y del amor. Al mismo tiempo, se está recuperando el humor en las letras, un componente que manejaba muy bien Enrique Cadícamo.

-¿Por qué se estimula desde algunos circuitos el tango for export, que no interpela estas problemáticas actuales?

-El tango for export no tiene el aroma ni la música de este tiempo. Hoy hay creadores como La Chicana, Dela y su Orquesta Petitera, Juan Vattuone, el dúo Bettinotti-Fernández, que tienen una sonoridad que no está retratada en esos lugares donde hay gente joven con gomina y smoking, un espectáculo para turistas y temas como “Caminito”, que no reflejan el sonido de la Buenos Aires de hoy.

-Desde lo estrictamente musical, ¿Cuáles son los elementos que introducen estos artistas?

-Gustavo Santaolalla desde los `80 y `90 comenzó a trabajar con la música electrónica; Ana Vatt muestra elementos del flamenco; el dúo Bettinotti-Fernández mezcla con el rock; La Chicana, con la milonga y algunos ritmos folclóricos; Vattuone, con el humor; otros con el carnaval y el candombe.

-¿Prevalece alguna de estas corrientes o todos confluyen en un mismo movimiento?

-Por el momento confluyen y conviven. El origen de la palabra tango tiene como significado “lugar de reunión”. El tango es todo aquello que llevamos en nuestra sangre, es donde concluyen todas las fuentes para crear algo nuevo. (Télam)


Comentarios


Ensayo aborda “El tango oculto” por la cultura oficial