Entender el problema para lograr una solución efectiva

En medio de la emergencia hídrica se realizó un taller para optimizar la captación de agua.




El Acceso al agua en la región sur

La intensa sequía que afecta a cientos de productores rurales pone en riesgo la disponibilidad de agua para el consumo humano.

Dimensionar el problema, mejorar la intervención y optimizar recursos para poder dar una rápida y efectiva solución a la captación y conducción de agua fue la conclusión que arrojó el taller que se realizó en la localidad de Ing. Jacobacci para abordar este tema en la zona rural. El ciclo de la intensa sequía que afecta a cientos de familias de la zona rural desde casi siete años ha puesto en riesgo el agua tanto para consumo humano como animal. Las demandas de las organizaciones de productores y técnicos que trabajan en los distintos programas vinculados con la producción agropecuaria fueron determinantes para la realización de este taller, que tuvo como objetivo revisar las estrategias de intervención en la temática y la tecnología utilizada para cada caso. El taller fue organizado desde la Delegación Río Negro de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de Nación y dictado por los geólogos del DPA Aldo Sisul y Gustavo Olivares y el ingeniero nuclear Sebastián Gortari, de la Comisión Nacional de Energía Atómica. El mismo se desarrolló entre el 3 y 5 de mayo en la sede de la Cooperativa Ganadera Indígena de Jacobacci y en la zona de Lipetrén, donde se realizaron visitas a distintas familias que padecen la falta de este vital recurso. Además contó con la participación de importantes organizaciones de productores, instituciones estatales, cooperativas y vecinos. Durante las jornadas se abordaron temas vinculados con aspectos geomorfológicos, sistemas de captación, perforaciones, construcción de pozos, calidad de agua, cuidado y uso del recurso y alternativas tecnológicas, en las que se hizo especial hincapié en la captación. En este sentido se abarcó un amplio espectro de temas como bombas de sogas, molinos, bombas solares, filtros, tipos de reservas, etc. Los capacitadores y asistentes coincidieron en que, a pesar de estar declarada en emergencia hídrica, aún no se ha dimensionado el grave problema que afecta a gran parte de la Región Sur rionegrina y tampoco se han articulado recursos humanos, técnicos y financieros para abordar en forma integral la constante situación de sequía. Se reforzó también la idea de que el acceso al agua se constituye en un derecho independiente a la disponibilidad existente. Surgió también la necesidad de mejorar el protocolo de diagnóstico e intervención de acuerdo con las necesidades de cada caso. “El agua, como recurso vital y escaso en la zona, se constituye en un derecho al que todo los habitantes de esta región debiéramos acceder como bien natural común. Debemos buscar la forma de dar respuestas a las urgentes demandas que tienen muchos pobladores de la zona rural que hoy prácticamente no tienen agua ni para tomar”, señalaron los capacitadores. Por otro lado, quedó en evidencia que la falta de fuerza de trabajo existente en la mayoría de las familias que habitan la zona rural requiere de personal capacitado y equipamiento necesario para revertir la crítica situación. Para ello, entre las propuestas surge la necesidad de armar equipos poceros en diferentes puntos de la región como complemento de las perforaciones que se proyectan en otros lugares desde el Estado. Además, a partir del conocimiento de la existencia de la Mesa Provincial de Agua que llevan adelante distintos organismos, se propondrá que este ámbito tenga su contraparte en los niveles regional y locales. PERFORACIONES VS. POZOS Según los estudios que se vienen realizando, la Región Sur carece de acuíferos de extensión regional y además presenta una importante heterogeneidad geológica. Esto hace que la recomendación técnica para la captación de agua sea distinta según el lugar, el tipo de suelo, entre otros factores. A ello se le suma que la mayoría de los acuífero son de baja entrega inmediata de agua y requieren de un tiempo de recuperación prolongado. En este sentido, las perforaciones, si bien constituyen una herramienta de gran importancia, muchas veces no son apropiadas para dar una solución definitiva y requieren de una alta inversión, tanto para la construcción –maquinarias y personal especializado– como para el equipamiento de bombeo. En cambio los pozos o jagüeles suelen tener mayor disponibilidad de agua con un menor costo de inversión para construcción. Permiten también que los sistemas de bombeos sean más económicos y, dependiendo de su ubicación y aprovechando los desniveles naturales del terreno, se pueda conducir el agua a través de cañerías a distintos lugares de los campos. Para llevar adelante esta propuesta es necesaria la conformación de equipos de tipo permanente para la construcción, limpieza, calzado y acondicionamiento de pozos y jagüeles. Agencia Jacobacci (AJ)

Los participantes del taller realizado en la localidad de Ing. Jacobacci realizaron visitas a distintos campos de la zona de Lipetrén.


Comentarios


Entender el problema para lograr una solución efectiva