Entrada libre a EE. UU. para 500 productos

El gobierno de Trump aprobó el reingreso al Sistema Generalizado de Preferencias. Sería a partir del 1 de enero de 2018.

Luego de seis años de altas barreras arancelarias, el gobierno norteamericano habilitó el reingreso de Argentina al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP).

La decisión debe ser refrendada por el Congreso, pero se estima que comenzaría a regir desde el primer día del año 2018. La medida habilitaría el ingreso con arancel cero al país del norte, de más de 500 productos de las economías regionales argentinas.

El SGP es un sistema utilizado por países desarrollados, para habilitar el ingreso comercial de productos originarios de países en vías de desarrollo, con tratamiento arancelario preferencial a fin de fomentar el intercambio.

Argentina perdió ese lugar en el año 2012, en el marco de un reclamo presentado ante el CIADI por las empresas Azurix y Blue Ridge en relación a contratos caídos en medio de la crisis de 2001.

Hasta el año 2011, último año en que nuestro país gozó del beneficio, una lista de 538 productos entre los que se encuentran confituras sin cacao, conservas de carne, frutillas, aceite de oliva, quesos y maníes lograba exportaciones por un monto superior a los u$s 400 millones. Se trata del 10% del total de las exportaciones argentinas a los EE.UU.

El pedido que el canciller Jorge Faurie y el ministro de Producción Francisco Cabrera realizaron al secretario de Comercio de EE.UU. Robert Lighthizer durante la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) realizada en Buenos Aires este mes, parece haber sido decisivo.

En el gobierno esperan que la habilitación sirva de impulso a las exportaciones de las economías regionales. El principal obstáculo para que ello se concrete, sigue siendo la escasa competitividad que presenta hoy la economía nacional. Los especialistas estiman que la mejora arancelaria podría llegar al 20% para muchos de los bienes argentinos. Aun así, el flujo de comercio se incrementaría en unos u$s 200 millones, ya que Argentina continúa siendo cara en el exterior.

Vale recordar que los aranceles impuestos este año por
EE. UU. al biodiésel nacional implican pérdida de ventas a ese país por más de u$s 1.200 millones.

Luego del reingreso al Sistema Generalizado de Preferencias, el desafío que se presenta es mejorar la competitividad de los productos nacionales.
Corresponsalía Cipolletti

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.