Entre Dios y los servicios



Son las seis de la mañana y María Teresa Padrón aguarda la apertura del colegio electoral. Sus 80 años no le han impedido levantarse para votar por los candidatos del presidente Hugo Chávez, "enviado por Dios" para acabar con los problemas de la barriada del Petare, en Caracas.

"Nadie nos dará el bienestar que este presidente nos ofrece. Antes nadie nos tomaba en cuenta, pero gracias a él yo ahora puedo vivir bien", explica, lista para votar con su documento de identidad.

Empanadas, café y jugos hacen más amena la espera de horas. En este barrio hay un barullo de fiesta, las calles están alborotadas y llenas de gente y camiones con música.

César Alberto afirma sin dudar que votará por Carlos Ocariz, candidato de oposición a la alcaidía del municipio Sucre, que incluye Petare. Según este hombre es un voto "contestatario" para castigar la falta de resultados del alcalde, del partido de Chávez. "El presidente viene a levantar la mano de sus candidatos pero no para ver los problemas. Ahí está la basura, la violencia, la falta de agua", cita. (AFP)


Comentarios


Entre Dios y los servicios