Entre el “setentismo tardío” y la “burrada”





BUENOS AIRES (ABA).- Para Roberto Lavagna, el proyecto cegetista para participar a los trabajadores de las ganancias empresarias, tal como fue expuesto “es de lo peor” porque enfrenta a “posturas extremas que se terminan alimentando”. Calificó la iniciativa como “un ataque setentista tardío” que fue respondido con “una burrada que no tiene nombre” por parte de Héctor Méndez de la UIA, al comparar el modelo argentino con el cubano. Pidió Lavagna discutir, en lugar de esa cuestión, por qué se fueron del país 15.000 millones de dólares por año, los último cuatro, lo que hace un total de 60.000 millones de dólares. “En un país con fuga de capitales, con una inversión que lleva ya 5 años por debajo del mínimo, donde no se crea empleo en blanco, con 45 por ciento de los trabajadores en negro, ¿cómo van a hacer? ¿Van a ir a las casas a tocar el timbre para darles la parte que les toca. Esto –planteó– es demagogia barata y alguien (por Méndez) de la vereda de enfrente, con un exabrupto, lo termina convirtiendo en un asunto político”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Entre el “setentismo tardío” y la “burrada”