Entre la negligencia y el consumo de drogas



Vanina Sandoval es psicóloga y forma parte del equipo de trabajo de la “línea 102”, servicio de emergencia que funciona en el hospital Castro Rendón de Neuquén y que tiene como finalidad recibir denuncias por violencia y abusos contra los niños. “Lo que se está viendo hoy en día es la negligencia en los adultos. Hay mucho consumo de drogas y un marcado descuido de los chicos”, explicó la profesional. El número de emergencia recibe, en los meses más activos, hasta 14 denuncias por día. “De acuerdo a lo que escuchamos resolvemos si hay que intervenir enseguida o se puede esperar”, detalló Gladys Ávila, operadora del programa. El equipo está coordinado por la médica pediatra Mónica Belli. También lo conforman tres trabajadoras sociales: Mónica Gatti, Julieta Kalcoff y Gladys Lima y Paola Gordo, técnica en Minoridad y Familia. “Éste es un trabajo ideológico. Nosotros ponemos el cuerpo y sabemos que los resultados son pocos pero estamos en la trinchera”, expresó Patricia. En un informe estadístico, sobre el 2014, se contabilizaron 1.088 casos en los que intervino el equipo. “Claro que no son todos, tiene que ver más con la capacidad del equipo. Lo primero que hacemos es citar a la familia para comenzar a trabajar con ellos”, indicó Belli. El 41% de esos casos son por negligencia. La causa que más ha crecido en los últimos años. “Padres que desatienden a sus hijos en edades tempranas. Es muy peligroso. Llegan casos de bebés con mala alimentación por descuidos”, detalla Sandoval. La mayoría son por altas ingestas de drogas. “El porcentaje de recuperación no es muy grande, pero siempre somos optimistas. También vemos mucho cambios favorables”, confiesa Kalcoff. El equipo también interviene por los casos que llegan directamente al hospital.


Comentarios


Entre la negligencia y el consumo de drogas