Entre llantos, el padre del agresor pidió perdón



PATAGONES (Télam/AV)- El intendente de esta localidad, Ricardo Curetti, informó ayer que el padre del alumno que el martes mató a balazos a tres alumnos en una escuela “solamente pedía perdón” durante la comunicación telefónica y “lloraba continuamente”.

“Estaba quebrado, lloraba continuamente, no puede entablar diálogo, solamente pedía perdón por lo que pasó y le pedí hablar luego con él”, relató el funcionario.

Curetti manifestó que ayer fue “un día difícil” y consideró que “ahora viene la otra etapa, la de ver cómo podemos hacer para que los chicos vuelvan al colegio, que esto es lo más difícil”.

En este sentido, explicó que la provincia de Buenos Aires envió un equipo de psicólogos para hablar “con los docentes que están shockeados, preceptores y los chicos”, del colegio más grande de esa localidad.

Al ser consultado sobre el reinicio de las clases, Curetti dijo que “no hay definición” al respecto y agregó que “hay una decisión de nuestro gobernador de que sea lo antes posible, pero no podemos prever el día”.

Por su parte, el prefecto de Patagones, Néstor López, negó que el padre del chico que disparó contra sus compañeros haya sido pasado a disponibilidad de la fuerza.

Trascendidos que circularon en la Comarca hicieron referencia a esa posibilidad que fue desmentida por el jefe de la subprefectura de Patagones donde se desempeña desde hace años el padre del jovencito a disposición de la jueza de Menores de Bahía Blanca.

El prefecto confirmó que el padre del menor se encuentra con licencia personal y liberado de cumplir diligencias en la fuerza.

Respecto del arma utilizada por el menor el uniformado confirmó que se trata de la pistola 9 mm reglamentaria que había sido entregada por la institución al subalterno padre del adolescente que el martes -día de la tragedia- se encontraba de franco.

López destacó que el suboficial goza de buen concepto en la institución y que nunca tuvo problemas en su comportamiento laboral.

Notas asociadas: El menor declaró ante la jueza y fue llevado a Ingeniero White Una multitud le dio el último adiós a los alumnos asesinados    

Notas asociadas: El menor declaró ante la jueza y fue llevado a Ingeniero White Una multitud le dio el último adiós a los alumnos asesinados    


Comentarios


Entre llantos, el padre del agresor pidió perdón