Entre rechazo y aceptación



Hugo Chávez, que asumió la presidencia de Venezuela prometiendo erradicar la corrupción y la desigualdad social, enfrenta la posibilidad de ser separado del cargo en un referendo por ese mismo pueblo que lo eligió en 1999 en forma abrumadora.

Si pierde el referendo, Chávez tendría que dejar el cargo, irónicamente, bajo la ley de una consulta que él mismo promovió y que, según analistas, pretendía aliviar el escozor causado por la ampliación del período presidencial de cinco a seis años y permitir la reelección inmediata, principales novedades de la constitución de 1999.

Chávez es un hombre de extracción humilde, nacido en 1954 en la población de Sabaneta, en el estado de Barinas, a 550 kilómetros al suroeste de Caracas. A los 18 años ingresó al ejército y mientras avanzaba en las fuerzas armadas, debatía los ideales del prócer de la independencia sudamericana Simón Bolívar con sus colegas. Las discusiones se fueron politizando a medida que los soldados argumentaban que la realidad del país no correspondía con los ideales de la Constitución a la cual supuestamente estaban defendiendo.

El 4 de febrero de 1992. Chávez protagonizó una revuelta militar que tuvo éxito en casi todo el país a excepción de la capital, donde él estaba a cargo. Las autoridades lo detuvieron y el entonces oficial rebelde accedió a salir ante las cámaras para pedir a sus colegas que entregaran las armas “por ahora''.

Esos breves segundos ante las cámaras lo convirtieron en un héroe para los venezolanos que se oponían al presidente Carlos Andrés Pérez, que era visto como corrupto e insensible.

Chávez fue encarcelado y dos años más tarde Pérez fue destituido por el Congreso por acusaciones de corrupción. Rafael Caldera, considerado por muchos como un líder de intachable reputación, asumió la presidencia en 1994 y liberó a Chávez y otros golpistas. Consiguió su objetivo en 1997 y en 1998 se lanzó como candidato presidencial del Movimiento Quinta República. Fue electo presidente con el 56,49% de los votos y una ventaja de 16,21% sobre su más cercano competidor.

Nota asociada: Chávez enfrenta hoy en las urnas una gran prueba de fuego

Nota asociada: Chávez enfrenta hoy en las urnas una gran prueba de fuego


Comentarios


Entre rechazo y aceptación