Entre risas y lamentos

Racing ganaba, pero al final Almagro lo alejó de la punta.



Fue necesario encender las luces para poder disfrutar del festejo… el de los visitantes. En la oscura tarde de Avellaneda, Racing empató con Almagro y relegó su lucha por el campeonato en la última jugada del partido. Lisandro López en el primer tiempo y Maxi Castano a los 47 del segundo se encargaron de sellar el 1 a 1. Hubo emoción, goles, algunas jugadas de peligro, principalmente en el arco defendido por Bernacchia, y como ya es una mala costumbre en el fútbol argentino, también violencia. El ‘Cilindro’ desbordó de publicó. Con expectativas muy diferentes, pero con el mismo deseo: conseguir tres puntos vitales para seguir en camino. Los locales con la radio pegada a la oreja para saber si Vélez resignaba algún punto contra Argentinos. Los de Almagro, en cambio, para ver si su equipo les daba una señal de esperanza y les regalaba un respiro en esta lucha por el descenso directo.  La primera del partido fue para los de Brown. Cesar González se encargó de mandarla arriba del travesaño. Apenas antes de los 10 minutos un desborde de Guerrero por la derecha, centro atrás, pero Lisandro López no llega a conectar lo que hubiese sido el primer grito de la tarde. Racing abusaba del pelotazo frontal y Almagro buscaba algo más en los pies de Lucas Sparapani. Diego Simeone sacó sus pergaminos de titular de cátedra y el equipo descanso en su experiencia. El que lo siguió fue López, el alumno más rebelde,  que a los 23 se perdió una nueva chance. En esta oportunidad Di Benedetto se encargó de ahogar el grito ‘blanquiceleste’.  Sin embargo, un minuto mas tarde llegaría el premio. Quién sino el goleador de Racing para poner en ventaja a su equipo. Centro desde la derecha, cabezazo defectuoso de Cabral y la pelota que queda perdida en el área chica para que Lisandro la empuje. Era el 1 a 0 que el delantero se encargó de festejar abrasado con el público.

Después del gol

Con la ventaja en el marcador, la ‘Academia’ de Rivarola se tranquilizó y comenzó a aprovechar errores del ‘Tricolor’ con pases maradonianos de Simeone a espaldas de los defensores. El inicio de la segunda mitad se vio demorado porque los hinchas de Almagro, desde el codo que ocupaban, comenzaron a arrojar proyectiles hacia una de  las cabeceras albicelestes.  Dentro del rectángulo verde también se habían olvidado del fútbol. Diego Erroz y Diego Figueroa probaron desde afuera los reflejos de Lucchetti. Racing parecía haberse quedado en el túnel y los dirigidos por el ‘Tata’ Brown sólo generaban peligro desde lejos. Una falta de Cabral a Nieto le hizo ver la amarilla al defensor local. Inmediatamente después, Oscar Sequeira le sacó la roja al juvenil defensor de Racing por un manotazo al delantero. Fue su despedida del Clausura, pues mañana se incorporará al Sub 20 que jugará el Mundial en Holanda..  Pasados los 20 la ‘Academia’ se despertó y se decidió a asegurar el resultado. Lo tuvo en los pies de Lisandro López, en un derechazo de Vitali y en la cabeza de Simeone más tarde. ¿Y Almagro? Había que sacar un punto. Entonces el ‘Tata’ mandó a la cancha a Maxi Castano y cuando todas las banderas de la ‘Academia’ bailaban, el delantero se convirtió en verdugo enmudeciendo a casi todo el ‘Cilindro’ de Avellaneda. A los 47, sólo un rinconcito festejó. Los mismos que ven que el hilo de luz de esperanza aún no se apaga. (ABA)

No haber ganado puede salir muy caro

El entrenador Guillermo Rivarola admitió que a Racing le “puede costar carísimo los puntos perdidos” ante Huracán de Tres Arroyos y Almagro, pues el líder absoluto Vélez “anda muy bien y es difícil que se caiga” de la cima de la tabla del Clausura. Visiblemente aturdido por el agónico empate logrado esta tarde por el conjunto ‘tricolor’ en Avellaneda, durante la conferencia post partido Rivarola se confundió en dos ocasiones sobre la cantidad de expulsados, omitiendo la salida -por tarjeta roja- del delantero rival Federico Nieto. “Tenés razón, no quedamos con un hombre menos -respondió con gratitud el DT racinguista ante la observación que le realizó un periodista sobre su error-. A mi me dijeron que habían expulsado a (Gustavo) Cabral y a (Diego) Simeone. Pero después me dí cuenta de que se iba uno de ellos y quedamos diez contra diez”. Aclaró, de todos modos, que “hubiera hecho lo mismo el cambio de Tambussi por Diego. La opción era 'Chirola' (Sebastián Romero), que no estaba cien por cien en lo físico. Y distinto hubiera sido si no lo expulsaban a Cabral”. De una u otra forma, los últimos dos empates de la ‘Academia’ -uno ante uno que descendió (Huracán) y otro frente a otro que se encuentran en la Zona de Descenso (Almagro)- desarticularon anímicamente a un Rivarola que terminó reconociendo “cómo se nos complicó el objetivo de mantenernos arriba en la tabla”. “Por más que todavía tengamos chances matemáticas de terminar primeros el campeonato, de los últimos seis puntos perdimos cuatro y nos puede costar carísimo” frente a la actualidad de un puntero como Vélez, que -enfatizó- “anda muy bien y es difícil que se caiga”. (DyN)


Comentarios


Entre risas y lamentos