Entregan fondos para compensar la muerte de ovejas por nevadas

VIEDMA (AV)- La secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya) comenzó a abonar a los cabañeros la compensación de aportes de más de 10.000 ovinos a los productores que perdieron sus ovejas durante la fuerte nevada del año pasado en la Línea Sur.

Sobre los 300.000 pesos asignados a Río Negro para este tipo de contingencias, fueron transferidos a los productores mediante cheques del Banco de la Nación Argentina (BNA) un total de 130.000 pesos.

El director de Ganadería, Miguel Silva, anticipó que una vez concluidos todos los trámites internos en el organismo nacional, hacia fin de mes podría transferirse el dinero restante.

Al cerrarse los plazos para presentar las declaraciones juradas fueron aprobadas 155 solicitudes por un total de 31.717 animales solicitados. Finalmente fueron asignados 10.346 ejemplares por 314.632 pesos de la raza Merino, tratándose en todos los casos de borregas de dos y cuatro dientes, ovejas de seis y ocho dientes y carneros. Estos ejemplares fueron adquiridos a cabañeros de los departamentos Adolfo Alsina y Patagones.

Los ovinos se entregaron antes del actual invierno como para intentar recuperar las majadas en estos momentos.

Una vez que estén reconstituidos los planteles, los productores afectados en la Línea Sur deberán devolver el crédito en dinero u ovinos, mientras que serán devueltos en tres o cuatro cuotas, de acuerdo al modo de pago acordado.

Según el convenio firmado por Río Negro con la Sagpya por el que a la operatoria se le llamó «Banco de Ovinos», los animales o fondos recuperados por parte de la provincia serán nuevamente asignados a créditos similares a los otorgados por el banco, en favor de productores ganaderos ovinos en situación de emergencia o desastre agropecuario.

La instrumentación del acuerdo dejó establecido que al productor se le repondría hasta el 50% de las ovejas-madres perdidas.

Los productores beneficiados se comprometieron hasta la amortización total de los créditos, a realizar la esquila de acuerdo al sistema prolana, a mantener majadas con sanidad óptima y a no contar en su establecimiento en ningún momento con una carga de animales superior a la receptividad media zonal que haya determinado el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Los problemas climáticos de 2.000 originaron pérdidas totales en esa región sureña por casi 100.000 ovejas y unos ocho millones de pesos.

Sin embargo, en ese monto se incluyeron algunas derivaciones que trajeron las pérdidas como disminución del porcentaje de señalada, pérdida en cantidad de lana y pelo, y de calidad.

En cuanto a los efectos de las nevadas actuales, Silva indicó que aún no se evaluaron las posibles pérdidas, ya que no llegaron todas las declaraciones juradas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora