ENTREVISTA - LOPEZ MURPHY: "Yo no me rindo"

"Voy a la pelea por el país. Quiero ser presidente por mi patria, por nuestra gente" , ratificó ayer el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, en medio de los tironeos por la candidatura mayor en el espacio de la centroderecha.

¿Lo decidió en su reciente viaje a los Estados Unidos?

No. Ya lo venía madurando.

¿Desde qué perspectiva lo venía pensando?

Desde la necesidad de darle a los argentinos una alternativa electoral que cruce a lo existente, pero que lo haga desde propuestas muy distintas a las que hay en danza.

¿Qué es lo existente? ¿Cómo lo define?

Lo existente desde el gobierno son prácticas y usos que terminarán arruinando al país. Autoritarismo, nulo espíritu republicano, clientelismo, humillación de la gente mediante el clientelismo, desprecio por el pensamiento diferente. Yo quiero proponer un proyecto estratégico diferente, homologable a lo que sucede en otras partes del mundo. Chile, por ejemplo. Sigo sintiendo vergüenza de nosotros cuando veo lo bien que manejan su institucionalidad los chilenos, todo lo que han madurado. Buscó una alternativa homologable a ese mundo que sostiene el Estado de derecho, a ese mundo que no teme debatir ideas muy opuestas, a ese mundo que se maneja en la economía de mercado.

¿Le gana usted a Kirchner?

Si salgo a la cancha es para ganar, no tenga dudas. Me voy a convertir en desafío, en un problema para el gobierno en el plano de las ideas, de las propuestas, en el plano de la racionalidad con que se debe manejar una campaña para la presidencia. Seré un adversario que obligará al gobierno. Alguien tenía que salir a encarnar algo diferente, a decir que hay otra Argentina posible. Yo no me iba a dejar abrumar por el peso del aparato feudal, nepotista y clientelista que maneja Kirchner. La peor actitud es claudicar, rendirse. Yo no soy de los que se rinde.

¿Quiénes cree que lo seguirán con el voto?

Los que creen que la Argentina puede ser una República próspera. Aquellos que quieren ver al país gobernado racionalmente, con seriedad en el manejo de las cuestiones públicas, los que creen en la necesidad de construir una conducta fiscal seria, rigurosa, los que quieren ver gente dignificada mediante la creación de trabajo y no verla haciendo cola para que les den una bolsita. Me va a votar mucha gente. Me va a votar el que cree en el progreso, en la movilidad social.

Pero hoy la idea de progreso parece estar bajo fuerte cuestionamiento.

Yo le voy a demostrar a los argentinos cómo se puede progresar en conjunto. ¿De dónde sale que acá está todo terminado?

Esta bien, no se enoje... ¿Ya está en campaña?

Ya estoy en el papel de candidato.

Luego del revoltijo que armó al anunciar su candidatura, ¿le habló Macri? ¿Alguna respuesta por parte de él?

No. Yo comprendo que está haciendo un gran esfuerzo para ganar Buenos Aires y, bueno... lo comprendo.

¿Y con Elisa Carrió qué pasa?

Tengo muy buen trato con ella, como también son muy claras nuestras diferencias. Tenemos una gran identificación en materia de conductas cívicas y cumplimiento de las reglas institucionales, también una gran identificación en las reglas con las que se debe manejar el Estado, pero nos diferenciamos en políticas públicas.

¿Quiénes no lo votan?

Los que irán el viernes y sábado venideros al sambódromo a escuchar a (el presidente venezolano Hugo) Chávez. Ahí no me votan seguro.

 

CARLOS TORRENGO

ctorrengo@rionegro.com.ar


Comentarios


ENTREVISTA – LOPEZ MURPHY: «Yo no me rindo»