Entró Diego y Boca hizo el gol para ser campeón

El 'xeneize' perdió en Colombia, pero dio la vuelta.



Cuando todo era oscuridad, entonces entró Diego.

Boca perdía y no podía encontrar el rumbo futbolístico. Estaba un gol abajo y a punto de recibir el segundo. Un cuarto de hora de juego y aire de pronto cambió. Maradona pisó el césped, se sentó en el banco de suplentes y ocurrió algo así como un milagro: Rolando Schiavi apareció de nueve, tomó el rebote en el poste de una definición de Neri Cardozo y marcó el gol que le dio a Boca su copa internacional número 14.

Perdido desde que puso la pelota en juego, Boca fue apenas el fantasma de lo que supo ser hace una semana en 'La Bombonera'. Tanto que en el tiempo en que le alcanzó para convertir dos goles, anoche ya lo perdía 1-0.

A los 7 Once Caldas tuvo tiempo para dejar al desnudo las equivocaciones de la zaga 'xeneize' y fue en una de ellos que el equipo colombiano pudo marcar la apertura. Chará recibió una asistencia larga, se filtró entre Schiavi y el 'Cata' Díaz y venció sin mayores inconvenientes a Abbondanzieri.

Con el primer gol antes de lo imaginado, el local, que necesitaba al menos de un gol más, fue el dueño de la pelota y de las intenciones ofensivas durante los primeros veinte minutos, a partir del pie de Elkin Soto, volante por izquierda, y de la movilidad de Chará, todo un problema para la defensa de Boca que recién tuvo solución a los 42 minutos, cuando el árbitro uruguayo Larrionda decidió expulsarlo injustamente.

Boca debía jugar definitivamente mal para licuar su ventaja y reducir la distancia futbolística que lo separó de Once Caldas, en 'La Bombonera'. Y lo hizo. Sin Insúa, Boca no tuvo quién se encargara de la pelota. Su lugar fue ocupado en la formación por Vargas, que fue intrascendente.

Sólo dos acciones de riesgo provocó Boca durante la primera parte, que los postes del arco colombiano rechazaron: a los 26, un remate de Gago que dio en el palo izquierdo de Ramírez y, a los 45, otro remate de Delgado que dio en el travesaño.

Con Insúa por Vargas, Boca fue algo mejor durante los primeros minutos de la segunda parte. Sin embargo la mala noche de la zaga 'xeneize' le dio chances al Caldas de marcar cuando se lo propusiera.

El partido entró en un desorden del que Boca sacó rédito. Entonces fue cuando Gago volvió a colocar un pase magistral para que Cardozo defina, pero el tiro dio en el palo izquierdo. Entonces apareció Schiavi vestido de Palermo y marcó el gol de la Recopa.

Lo que siguió fue un partido caótico con Boca jugando cada vez peor y el Once Caldas olvidándose de la pelota y pateando tobillo 'xeneizes'.

Hasta el último minuto pudo pasar cualquier cosa, desde el gol colombiano y los penales hasta el empate boquense. Fue derrota, pero con un título bajo el brazo.

Se copió y casi le sale mal

Basile se copió de Bianchi, pero en el entretiempo volvió a ser Basile y, aunque zafó de milagro, se dio el gusto de ganar su primer título en el club. Fue una sorpresa total que haya puesto de movida a Fabián Vargas par apostar a un "extraño" 4-4-2.

Pocas veces el "Coco" jugó con ese sistema, pero con el fantasma del "Virrey" siempre presente, todo se complica. Bianchi ganó todo con ese dibujo y seguramente influyó.

Lo cierto es que todo se derrumbó a los 7 minutos del primer tiempo, porque el gol del Caldas fue un balde de agua fría. Boca no tuvo ideas, perdió la pelota y estuvo a punto de quedar acorralado en la primera mitad.

Para colmo, a Bilos le quedó grande la pilcha de Palermo y Delgado -la otra sorpresa- no aportó más que Palacio.

Ante este panorama, no extrañó el cambio en el vestuario. Basile mandó al "Pocho" Insúa a la cancha y aunque el enganche no tuvo una noche brillante, por lo menos la aguantó, trató de asociarse con los demás volantes y fue mucho más que Vargas.

El otro punto flojo estuvo a cargo de Sebastián Battaglia, anoche capitán, pero con un rendimiento muy inferior al que había mostrado en los anteriores encuentros.

Igual, es un "bostero" de ley y se dio el gustó de festejar a full este nuevo título.

Anoche en Manizales, pronto en Cartagena

Diego Maradona y Colombia estuvieron otra vez en la misma sintonía. En Cartagena de Indias comenzó su increíble recuperación y anoche, el astro llegó a Manizales para acompañar al equipo en la final de la Recopa Sudamericana.

El flamante dirigente del fútbol xeneize arribó a tierras cafeteras en un avión privado y al toque, el elenco del "Coco" Alfio Basile consiguió el empate.

Minutos antes, se confirmó que el "10" volverá a Colombia en los próximos días, según indicó su médico, Francisco Holguín, director de la Clínica de estética "Medi Help", por la que Diego pasó en marzo pasado.

"El tiene que venir en el transcurso de septiembre para realizarse un chequeo de corazón. No tengo mayor información que suministrar a parte de la que conocemos a través de la prensa", sostuvo Holguín en diálogo exclusivo con DPA.

Esta versión no fue confirmada por Maradona quien ni siquiera tuvo tiempo de hablar del tema, porque vivió una noche muy agitada.

Tardó más de lo esperado en el viaje hacia Manizales y hasta tuvo tiempo de charlar, al aire, con los periodistas de Fox Sports.

Una escala en Cali le complicó los planes, pero igual, no se perdió nada porque el equipo hizo un primer tiempo muy flojo y estuvo muy cerca de irse a los vestuarios con una diferencia en contra mayor.

Como no podía ser de otra manera, fue el más buscado por los fotógrafos y se robó todos los aplausos desde cada costado del campo juego del "Palogrande".


Comentarios


Entró Diego y Boca hizo el gol para ser campeón