Enviaron a prisión a un menor de edad por error  

Fue el autor de un robo a una casa de comidas de Cipolletti.



ROCA (AR).- Nuevamente la no constatación de la identidad de un condenado promete causar revuelo en los ámbitos judiciales rionegrinos.

En esta oportunidad se trata de un joven penado con seis años de prisión por robo. Al momento de su detención y posteriormente en el juicio, el muchacho falseó su identidad y su edad.

Si bien en este caso no se condenó a la persona errónea -como ocurrió con el denominado caso Inostroza cuando fue enviada a la cárcel la persona equivocada-, se pudo probar que el joven enjuiciado fue el autor del asalto.

Luego de más de un año en la alcaidía, el detenido lanzó una frase que dejó helados a su defensor oficial y a los integrantes de la Cámara Primera del Crimen, que lo había condenado: "soy menor de edad", dijo el muchacho, "y mi apellido no es el que dije".

Juan Carlos Mora asaltó en diciembre del ´98, el comercio cipoleño "La Casa de las Comidas". El atraco lo llevó a cabo junto a otros dos cómplices que también fueron detenidos.

Al momento de ser apresado, Mora -que por ese entonces tenía 16 años-, dijo llamarse Juan Carlos Ortiz y tener 19 años.

Además, dijo que su documento lo había extraviado hacía un tiempo.

Mora no se dio cuenta que siendo menor de edad, y en caso de ser hallado culpable del hecho como posteriormente aconteció, no iba a ser trasladado a una alcaidía, sino a un instituto de menores.

Cuando se le preguntó porqué había mentido sobre su edad y su nombre, dijo que tenía miedo de que saliera a la luz una causa que tenía en La Pampa, donde se le había dictado el pedido de captura.

Lo cierto es que comenzó el juicio contra él y sus dos cómplices -ambos mayores de edad-, sólo con los datos que había ofrecido el joven.

Sin embargo, la identificación de personas muchas veces suele tratarse de una tarea difícil.

En el supuesto caso de que el detenido no haya renovado su documento de identidad a los ocho años, sus huellas dactilares no estarán registradas en el Registro Nacional de las Personas, Estadísticas y Censos.

Lo mismo podría suceder si un indocumentado concurre con dos testigos al Registro Civil, aduciendo que perdió su DNI y que se llama de tal manera. Es muy posible que logre un documento con el nombre que dijo.

En este caso, no se pudo saber si los jueces Flora Susana Díaz, Mario Buffi (FOTO) y Carlos Gauna Kroeger -integrantes de la Cámara Primera del Crimen- chequearon los datos identificatorios o sólo se quedaron con los dichos del acusado.

Ayer se intentó hablar con alguno de los camaristas, pero informaron que no podían por estar muy ocupados.

Por su parte, Alberto Cariatore, defensor de Mora, informó que le rechazaron el recurso de casación, y ahora pedirá un recurso de revisión.

En tanto, el abogado Eves Tejeda -defensor de otro de los condenados-, manifestó que pedirá la anulación del juicio por condenarse a una persona que no existe. 


Comentarios


Enviaron a prisión a un menor de edad por error