Equipo completo para el debut

El Patagonia Racing armó 4 autos para la Junior y 2 del TRV6, uno para el afamado Ponce de León.



#

El team patagónico trabajó horas extras en su nuevo complejo para terminar los seis autos.

Fue una verdadera prueba contrarreloj. Después de once días de un trabajo sin pausa, el Patagonia Racing terminó el armado de los autos de su numeroso equipo. El domingo, en el autódromo de Nueve de Julio, afrontará su primer desafío en el TRV6 y en el TR Junior.

En el complejo donde se ubica el Patagonia Racing, ubicado en el Parque Industrial de Allen, no hubo tiempo para el descanso. El compromiso era presentar seis autos y se cumplió.

Tanto los cuatro TR Junior, dos se fueron la pasada semana y pasaron por el rolo en la “fortaleza” de Oreste Berta, y los dos TRV6 estarán en el comienzo del certamen.

Antes de viajar, el director deportivo Javier Moreiro destacó que “fue una cosa de locos. En once días se terminaron de armar los seis autos. Hasta hace unas horas seguían llegando elementos”.

Moreiro señaló que “estoy orgulloso de la gente que me acompaña. Durmieron un promedio de tres horas por día. Nos habíamos comprometido a terminar los autos y cumplimos”.

El cipoleño archivó por ahora su buzo de piloto y centró todo su esfuerzo en organizar un equipo que creció mucho. “De dos autos que teníamos el año anterior, ahora pasamos a seis. Encima, está un gran campeón como (Gabriel) Ponce de León”.

-¿Cuáles son las expectativas?

-Buenas, si bien de los seis autos sólo dos pasaron por lo de Berta y respondieron cómo esperábamos. En el TR Junior creo que el peruano (Luis) Gautier y (Daniel) Grobocopatel serán protagonistas. La incógnita la tengo con Federico (por Carabetta) y (Rómulo) Martínez Boero.

-¿Son autos nuevos?

-Tal cual, y sin ninguna prueba saldrán a la pista. El Alfa 156 de “Fede” se armó igual a los otros, tendría que funcionar de la misma manera. Mientras, para Martínez Boero armamos un Vectra en tiempo record.

-¿Y los TRV6?

-Los armamos con mucha dedicación, repasando pieza por pieza. Tener a Ponce de León es un lindo desafío para el equipo. Si anda bien, prestigia nuestro trabajo en el taller. Pero si no funciona, será un compromiso encontrar el camino correcto. En cambio, con el uruguayo José P. Passadore apostamos al futuro. Tiene condiciones.

A Moreiro y su gente el tiempo se les pasó volando. Ni bien desembarquen en Nueve de Julio tendrán que mandar los autos a pista. Empezará un nuevo capítulo en la historia del joven equipo patagónico.


Comentarios


Equipo completo para el debut