Eran víctimas, no ladrones





ROCA (AR).- Una dramática secuencia de hechos ocurrió luego de un asalto a mano armada ocurrido en el Parque Bíblico de Roca el viernes pasado. Después de ser asaltadas, las víctimas sufrieron un accidente, ya que los ladrones les habían cortado los frenos de su motocicleta, y la policía los confundió con los delincuentes e intentó detenerlos. La tarde del viernes fue el momento de un robo calificado a un grupo de jóvenes que se encontraba en el concurrido sector del río. Cerca de las 17:30, los tres muchachos se encontraban con sus dos motos cuando fueron sorprendidos por dos personas, una de ellas armada. Uno de los delincuentes puso el cañón del arma en la cabeza de uno de los jóvenes y amenazó con matarlos sino les daban las llaves de uno de los vehículos. Los ladrones dañaron los frenos de una de las motocicletas y se dieron a la fuga en la otra. Al instante arribó un patrullero y el personal, en un primer momento, quiso detener a los propietarios del rodado. Recién luego de la explicación pertinente fueron en busca de los verdaderos delincuentes. Sin embargo, se volvió a repetir la misma confusión minutos después. Luego de sufrir un accidente por la rotura de sus frenos mientras transitaban hacia la ciudad, los mismo tres jóvenes fueron interceptados por otro patrullero y una vez más fueron confundidos con los asaltantes, se los intentó detener y hasta uno de ellos fue golpeado. La denuncia fue radicada en la comisaría Tercera.


Comentarios


Eran víctimas, no ladrones