Es baja la incidenciade inversiones extranjeras

Aumentó el monto de los fondos foráneos, pero representa sólo el 11,8% del total. Argentina es el quinto destino regional. Fue desplazada por Colombia del cuarto puesto.



#

El sector manufacturero es el principal destino de las participaciones económicas del exterior.

Las inversiones extranjeras directas (IED) crecieron en la Argentina un 9 por ciento en el 2005, respecto del año anterior, con un flujo de 4.662 millones de dólares en el 2005, que no obstante se mantiene lejos del nivel registrado en la década del '90.

Sin embargo, el porcentaje de la inversión extranjera en el monto total que se destina a este fin en el país, cada vez es más bajo: en los noventa, su participación era del 15,2 por ciento. En 2004, cayó al 14,6, y en 2005, se ubicó en el 11,8 por ciento.

La Argentina fue el quinto país receptor de IED en la región, con lo cual se ubicó un escalón más abajo que en el 2004, debido, principalmente, al ascenso de Colombia.

El primer lugar lo ocupó México, con u$s 18.055 millones, seguido por Brasil (15.065); Colombia (10.192) y Chile (6667).

Dentro de este grupo, la Argentina y Colombia fueron los únicos dos países donde la inversión extranjera creció.

El año pasado fue el segundo año en que el flujo de capitales extranjeros aumentó en el país, pese a que se tuvo en cuenta la salida de las empresas francesas Electricité de France (que se fue de Edesur) y del Grupo Suez (que controlaba Aguas Argentinas y cuyo contrato fue rescindido por el Estado).

Así lo consignó el "Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2006" de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), difundido ayer y tomado en base a 200 economías mundiales, que destacó que las entradas de IED a América del Sur aumentaron el 20 por ciento, a 45.000 millones de dólares.

El informe indicó que "el sector manufacturero ha sido el principal beneficiario regional de las entradas de IED (con exclusión de los centros financieros supranacionales)", al que "le siguió el sector de los servicios, que continuó perdiendo importancia en beneficio del sector primario (minería y combustibles)".

Además, mencionó los casos de las empresas extranjeras que retiraron sus inversiones en servicios, lo que mantiene la tendencia "que había surgido en los primeros años de la década" actual.

"Por ejemplo, EDF (Electricité de France) se retiró de la Argentina; los activos de Suez en ese país se volvieron a nacionalizar", indicó, debido a la controversia con el gobierno de Néstor Kirchner, que se opuso a aumentar las tarifas.

En América del Sur, los mayores incrementos de IED se registraron en países andinos como Colombia (227 pct), Venezuela (95 pct), Ecuador (65 pct) y Perú (61 pct), y un porcentaje importante consistió en la reinversión de utilidades por parte de empresas transnacionales (ETN).

En Uruguay, debido a la inversión de las empresas finlandesa Botnia y española Ence, para las papeleras en Fray Bentos, aumentó un 81 por ciento.En cambio, en Brasil y Chile se redujo, un 16 y un 7 por ciento, respectivamente.

"Con exclusión de los últimos, México (6.200 millones de dólares), Colombia (4.600 millones), Brasil (2.500 millones) y Chile (2.100 millones), fueron los principales inversores extranjeros" de la región latinoamericana. En tanto, Argentina invirtió en 2005 en el exterior por un monto de 1.157 millones de dólares, cuando en 2004 había destinado sólo 442 millones. (DyN/AFP)


Comentarios


Es baja la incidenciade inversiones extranjeras