“Es lamentable trabajar así”

#

Leonardo Madelón, resignado.

Archivo

El plantel de Quilmes volvió a los entrenamientos después de las agresiones recibidas de parte de un grupo de barrabravas del club tras la derrota con Gimnasia y luego de no hacerlo el lunes como medidsa de protesta, custodiado por media docena de policías. La práctica se desarrolló en el estadio Centenario a las órdenes del técnico Leonardo Madelón, quien indicó que todo “transcurrió con normalidad”, aunque inmediatamente agregó que “es lamentable que tengamos que entrenar así”. El “cervecero” está inmerso en la zona de descenso directo y tras la derrota ante los plantenses sus hinchas persiguieron al micro que transportaba a los jugadores y destrozó buena parte de su estructura. En tanto otro grupo rompió vidrios y carrocería de los automóviles de los futbolistas en el estacionamiento del club, loo que provocó el repudio de los futbolistas y la intervención dirigencial y de Agremiados para solucionar el tema. Quilmes lleva 19 partidos sin victorias (seis de la B Nacional y 13 de Primera, con nueve empates y 10 derrotas), lo que ya provocó la salida de Hugo Tocalli (asumió al comienzo del Apertura), reemplazante de Jorge Ghiso, responsable del equipo que logró el ascenso.


Comentarios


“Es lamentable trabajar así”