Escándalo en Senillosa por estafa a grandes comercios

Sacaban créditos con documentación falsa. Hubo allanamientos y los imputados involucraron a la municipalidad



SENILLOSA (AN).- La policía allanó cuatro viviendas en esta ciudad, dos de ellas pertenecientes a la municipalidad, y secuestró una gran cantidad de elementos que habrían sido obtenidos mediante una estafa cometida contra importantes comercios de Neuquén capital. El caso tuvo una inesperada derivación cuando los sospechosos involucraron en el caso a un funcionario de la comuna local. "Nunca había escuchado tantas mentiras juntas", se sorprendió el intendente Raúl Béttiga, quien aseguró que el Ejecutivo está "completamente ajeno a todo esto".

Tres motos, una de ellas de alta cilindrada, un plasma de 32 pulgadas, computadoras, muebles y colchones fueron algunos de los efectos secuestrados por el departamento Delitos Económicos de la Policía, que viene investigando el caso desde enero pasado.

Además hay abundante documentación que probaría la maniobra, en especial documentos de identidad adulterados y recibos de sueldos de empleados municipales. No hay detenidos.

Según pudo saberse, el ardid consistía en pedir créditos personales en grandes comercios de Neuquén para adquirir todo tipo de bienes que jamás pagaban. Para obtener la financiación, los estafadores presentaban un DNI de otra persona con la foto de quien hacía la gestión y un recibo de sueldo también adulterado para simular que eran empleados de la municipalidad de Senillosa.

Con ese método, desde enero pasado venían adquiriendo todo tipo de electrodomésticos, muebles, motos y bicicletas. Según pudieron averiguar los investigadores, la mayoría los revendían y otros se los quedaban para uso propio.

A medida que los embaucadores no volvían a aparecer para cancelar sus obligaciones, los comercios damnificados empezaron a presentar denuncias en Delitos Económicos. Así se abrió la pesquisa que culminó el sábado con los cuatro allanamientos en sendas viviendas que ocupan los integrantes de una misma familia, cuya identidad no trascendió. Dos de los procedimientos policiales se concretaron en viviendas ubicadas en el camping municipal de Senillosa que, según dijo ayer el intendente Béttiga, están "usurpadas por esta gente tal como denunciamos hace tiempo".

Los sospechosos involucraron a un funcionario municipal en la maniobra, algo que Béttiga rechazó. "Si hay algún empleado que tuvo que ver con esto, que lo investigue la Justicia. Queremos que se aclare todo", dijo a "Río Negro".

Agregó que conoce al presunto líder de la maniobra porque al comienzo de su primera gestión tuvo un contrato de trabajo, aunque luego se fue a vivir a otra provincia. "Regresó hace un tiempo, me pidió trabajo y vivienda, y como no le di, usurpó una casita del camping mientras que su hermana usurpó la otra", señaló.


Comentarios


Escándalo en Senillosa por estafa a grandes comercios