Escándalo por “acarreo” para forzar una opción

Vecinos se indignaron y no hubo definiciones.

SAN ANTONIO OESTE (ASA).- Vergonzoso. Ése fue el calificativo que ayer corrió de boca en boca entre los vecinos que se acercaron a participar del taller dictado por la consultora URS Corporation, en el que se definiría la opción para remediar la escoria abandonada por la ex empresa fundidora Geotécnica en el acceso a esta ciudad.

Esa definición no pudo ser posible, porque a poco de comenzar la actividad quedó al descubierto una burda maniobra que buscaba, a través del acarreo de votantes, inclinar la balanza hacia una de las tres alternativas. Esa opción es la que plantea que la escoria sea trasladada a una distancia de alrededor de 6 km del monolito conocido como la Estanciera, sobre la Ruta 3. Puntualmente, es un lugar cercano a Bajo El Riñón (la zona en la que actualmente Alpat deposita sus desechos) que está probado que no posee desconexión hidráulica con la Bahía de San Antonio y está muy cerca del asentamiento urbano.

Ayer, por esta alternativa, a poco de comenzar el encuentro 70 votantes que llegaron a bordo de varios vehículos (la mayoría de ellos empleados municipales) se manifestaron de manera unánime, solicitando como si cumplieran un trámite las planillas para votar, en las que rápidamente fijaban una cruz marcando esta alternativa para luego partir sin interesarse por ingresar al salón en el que se desarrollaba el taller. Afuera, desaparecían a bordo de vehículos que eran desplazados por otros autos con nuevos sufragistas. Cerca de la mesa en la que se encontraba la secretaria legislativa María Eugenia Sar y el escribano Néstor Cambirieri (contratado por URS) que recibía las planillas, al menos tres funcionarios municipales se mantenían pendientes de los que ingresaban. Ellos eran el actual titular de Seguridad Ciudadana, Ignacio Espinoza, el delegado de Las Grutas Fabrio Mirano y el secretario de gobierno Luis Noale.

El hecho de que la consultora propusiera entregar planillas para efectuar, al culminar el encuentro, un voto por la opción deseada, ya había resultado curioso para los participantes, que al llegar a las 9 al Instituto de Formación Docente hallaron que lo que debería haber sido un taller era una disertación a cargo de algunos referentes de la consultora, como Miguel Camargo, y del coordinador del programa de minería nacional en cuyo marco se realizará el saneamiento, Luis Ferpossi. Sin embargo, cuándo los concurrentes se percataron de la inmensa fila de gente que había afuera esperando entregar su planilla comenzaron las primeras demandas que finalizaron con un acalorado pedido de explicaciones.

Con el intendente Javier Iud a la cabeza, y referentes como el concejal Luis Ojeda y el titular del Concejo Deliberante Claudio Palomequez, la réplica oficial pretendió naturalizar lo ocurrido, expresando que los votantes eran gente qué “ya tenía posición tomada”, y optaba por no ingresar al recinto para no escuchar “más de lo mismo”. Una explicación inútil, que no fue aceptada por el grueso de los asistentes, que estuvieron a punto de solicitar la disolución del taller.

Hubo personas, muchos empleados municipales, que sólo fueron a votar. El hecho causó indignación entre los asistentes al taller.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora