Escapan con 5 millones de una empresa de caudales

Actuó una banda de cinco delincuentes "profesionales", en el microcentro porteño. Primero interceptaron un blindado y luego irrumpieron en el edificio de la firma.



Una banda de cinco delincuentes, algunos de ellos posiblemente disfrazados de policías, concretó ayer un millonario atraco en una empresa transportadora de caudales, en pleno microcentro porteño. Estiman que lo robado podría alcanzar los cinco millones de pesos en efectivo. Hasta anoche los autores seguían prófugos.

Los delincuentes primero interceptaron un blindado de la empresa para luego "copar" las instalaciones de la firma "Transplata S.A." y reducir allí dentro a siete empleados.

Para los investigadores, los ladrones "tienen experiencia en este tipo de hechos" ya que realizaron tareas de inteligencia previa y hasta podrían haber contado con la ayuda de un "entregador" que aportó los datos precisos para poder concretar el atraco.

La sede de la transportadora de caudales está ubicada en la planta baja de un edificio de la calle Sarmiento, entre Florida y Maipú. Son oficinas que dan a la vereda, con una única puerta de ingreso protegida por una reja metálica negra y cámaras de seguridad.

El estudiado golpe de los delincuentes comenzó a concretarse antes de las 7 de ayer, cuando dos de los integrantes de la banda, armados, interceptaron un blindado vacío que salía de un estacionamiento en el barrio de Barracas con destino a la sede central de la empresa. "Esa era una operación excepcional para un domingo, por lo que creemos que los delincuentes contaban con datos precisos sobre la maniobra", explicaron voceros policiales.

Lo cierto es que los asaltantes redujeron al chofer y al custodio que iban en el blindado y los obligaron a dirigirse hasta las oficinas de calle Sarmiento. Después de varias vueltas, "como si estuvieran haciendo tiempo", estacionaron en la puerta de la empresa, donde, sin saber lo que ocurría, los esperaban los cinco empleados que iban a realizar el conteo del dinero antes de cargarlo en el camión. Apenas estacionó el blindado, aparecieron otros dos delincuentes armados que se encargaron de reducir a los cinco empleados apenas se abrieron las rejas. Las víctimas quedaron encerradas en un oficina junto al chofer y el custodio.

En el ínterin, un quinto cómplice llegó al lugar conduciendo una camioneta tipo utilitario, en la que la banda cargó las sacas y bolsines con el efectivo. "Se llevaron entre uno y cinco millones de pesos", indicaron. (Télam)


Comentarios


Escapan con 5 millones de una empresa de caudales