Escuchar por primera vez

Una organización neuquina trabaja desde hace años en la detección, diagnóstico y tratamiento precoz de la hipoacusia. Un equipo interdisciplinario está a cargo del Consultorio Integral de Audición y Lenguaje y es el que posibilitó que los implantes cocleares se realicen en Neuquén.

#

Lorena Valenzuela; profesora para sordos y fonoaudióloga

Neuquén

NEUQUÉN (AN).- Guillermo mueve su manito derecha al son de la melodía de un juguete musical con la cara de Mickey Mouse.

Lo conoce pero es la primera vez que lo escucha, después de que encendieran el implante coclear que le colocaron hacía un mes.

Es uno de los cien niños que se atienden en el Consultorio Integral de Audición y Lenguaje (CIAL) donde un grupo de profesionales trabaja en la detección, diagnóstico y tratamiento precoz de la hipoacusia.

“El encendido del implante es para muchos papás como una segunda fecha de cumpleaños. Y cada niño reacciona diferente: con una sonrisa, con una mirada fuerte, con un llanto, pero siempre es una emoción fuerte que transmite felicidad”, contó la directora de CIAL (Talero 486), Lorena Valenzuela, quien es profesora para sordos y fonoaudióloga. Guillermo escuchó por primera vez a los dos años y medio, y respondió con un puchero, desconcertado quizá por ese extraño sonido.

El consultorio cumplió hace poco diez años de vida. Los profesionales que allí trabajan (17 actualmente) fueron los impulsores de que se realicen en Neuquén cirugías de implantes cocleares.

Antes, las familias debían viajar a Buenos Aires y permanecer en la ciudad varias semanas.

Ahora las operaciones se hacen en el Policlínico y en el hospital Heller. Se debe esperar un mes para encender el implante y ahí comienza todo un proceso de estimulación para desarrollar las habilidades comunicativas de los niños.

“Muchos papás piensan que colocamos el implante, el niño empieza a escuchar y a hablar al otro día. No es así. No es mágico. Es todo un proceso, un trabajo de hormiga que depende mucho de las propias posibilidades del niño y también de la colaboración de la familia”, relató además la especialista.

Cuando los padres llegan con un bebé o niño con diagnóstico de hipoacusia lo primero que hacen es entrevistarse con la psicóloga.

Los miedos

“Vienen con todos los estudios, se los explicamos, evacuamos todas sus dudas y les preguntamos cuáles son sus miedos. Porque para poder empezar a trabajar no hay que tener miedo, hay que descubrir lo que puede hacer el nene, cuales son sus fortalezas, todo lo que demuestra y comunica”, destacó Valenzuela.

La mayoría de los padres tiene temor por si su hijo podrá hablar y comunicarse, si podrá ir a una escuela común o a la facultad, si va a casarse y tener hijos.

Asisten al consultorio alrededor de cien niños, de los cuales el 80% recibió un diagnóstico y equipamiento antes de los dos años.

El equipo interdisciplinario está compuesto por profesionales en psicología, psicopedagogía, fonoaudiología, estimulación temprana, integración sensorial y neurodesarrollo (terapia ocupacional), psicomotricidad, comunicación aumentativa alternativa e integración escolar con niños que tienen hipoacusia.

MELINA FIT

fitmelina@rionegro.com.ar

Niño escucha por primera vez con implante coclear | Diario Río Negro

dE7jpUzgacg

Implante coclear


Comentarios


Escuchar por primera vez