Escuela de Rincón sin clases por graves falencias

Los padres de los chicos que concurren al establecimiento escolar número 238 tomaron ayer la drástica decisión de no enviar sus hijos a clases. La construcción presenta una serie de problemas edilicios tales como profundas rajaduras producto de que el terreno cedió. Lo más grave es que las conexiones de gas se vieron afectadas y se detectaron numerosos escapes.



RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- Padres de alumnos de la escuela primaria 238 de esta ciudad, resolvieron no mandar sus hijos a clases a raíz de los graves problemas edilicios que presenta el establecimiento.

Los padres resolvieron ayer que mantendrán su postura hasta que personal del Consejo Provincial de Educación se haga presente en Rincón.

Más de 1.000 niños faltan a clases desde ayer por tiempo indeterminado y se espera que la municipalidad alquile otro edificio para que continúe el plan de estudios sin interrupciones.

Un importante sector de la escuela, se encuentra literalmente quebrado en tres partes con grietas de hasta tres centímetros de espesor.

En el aula donde se dicta segundo grado los chicos presenciaron como los vidrios de una puerta estallaban por la presión de las paredes sobre las aberturas.

Al menos cuatro grados completos están expuestos a posibles derrumbes y toda la escuela tiene pérdidas de gas, las que emanan de entre 8 y 10 sectores del lugar.

"Nuestros hijos no pueden seguir asistiendo en éstas condiciones, la directora está con parte de enfermo y la vicedirectora parece desentenderse del problema", dijeron los padres a "Río Negro".

Susana Montiveros, directora de la escuela, está ausente de su cargo por enfermedad desde el miércoles de la semana pasada.

En su lugar, la vicedirectora, Graciela Santillán, recibió los primeros reclamos de los padres que exigían respuestas sobre las actuales condiciones de las aulas.

Ante la inquietante situación, la directora volvió ayer a trabajar y enfrentó duras críticas por parte de padres y docentes.

La mayoría de las maestros que enseñan en el colegio, coinciden en que "los chicos por sí solos advierten el peligro en que se encuentran", aseguraron.

A las rajaduras de las aulas se suman entre 8 y 10 pérdidas de gas en diferentes sectores del lugar.

El 50 de los conductos de gas de la escuela, no son aptos para ese tipo de conexiones.

Ante ésta situación, el concejal Miguel Napal del "Mover", envió una nota a la empresa subdistribuidora del efluente, para que actúe de inmediato.

El mismo día de recepción de la misiva, "Hidenesa" se presentó en la escuela 238 y cortó el gas por las precarias instalaciones con que cuenta.

"Además de las pérdidas de gas y los salones de clases rotos, la escuela siempre está sucia, entre muchos de los problemas que hay que resolver", dijeron los padres.

El secretario de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad, Raúl Tojo, informó a éste diario que "si la comuna no desembolsa 14.000 pesos para reparar a medias las escuelas de Rincón, los chicos aún estarían sin clases", sostuvo.

Según el funcionario, "la responsabilidad es del Concejo Provincial de Educación y de algún sector de Obras Públicas de Neuquén, lo único que nosotros podemos brindar es un mantenimiento menor", aseguró.

Para hoy se espera el arribo de funcionarios de Obras Públicas de la provincia para que realicen una inspección ocular de las instalaciones.

Los terrenos ceden en las construcciones

RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- El suelo de esta ciudad carece de compactación natural, por lo que antes de construir se deben colocar "pilotes" de fundación.

No sólo las escuelas están resquebrajadas, el 90 por ciento de las construcciones de material tiene rajaduras.

Sin embargo, la situación de la escuela primaria 238 es mucho más crítica debido a la gran cantidad de alumnos que asisten al establecimiento.

Arquitectos y profesionales del medio consultados por "Río Negro" aseguraron que "es improbable que las aulas rajadas se derrumben, sin embargo es aconsejable que los directivos no corran riesgos y desalojen ese sector de la escuela en forma urgente".

Los planes habitacionales provinciales también sufren la inestabilidad del terreno.

Los barrios "Copaco, CGT, Hipasan y hasta la lujosa urbanización de la empresa Pérez Companc, presentan deterioros graves en paredes, pisos y techos.

Desde el sector Obras y Servicios Públicos de la municipalidad señalaron que, para hacer un trabajo eficiente en las aulas rotas hay que tirarlas abajo y edificar de nuevo.


Comentarios


Escuela de Rincón sin clases por graves falencias