Esfuerzo e ingenio para mejorar la educación en la Especial 12

Docentes adaptan sillas de ruedas para más de 30 chicos. Iniciarán una campaña para sumar aportes de la comunidad.



ROCA (AR).- Elementos básicos como sillas de ruedas de alta complejidad y audífonos están dentro de las principales carencias de la escuela Especial 12 de Roca. Sin embargo, personal docente trabaja por mejorar la calidad de vida y educación a través del esfuerzo y el ingenio.

Si bien hace algunas semanas se recibieron cuatro sillas de ruedas, la vicedirectora, Nora Carbajo, aclaró que “eran donaciones particulares, por lo que esos chicos se las llevaron a sus domicilios”. La docente agregó que del total de los alumnos, 32 necesitan sillas de ruedas y “son muy pocos los que han podido gestionar una por su obra social”.

“El resto depende de las que hay acá en la escuela, que no siempre están en las mejores condiciones porque son viejas y por más que uno las cuide mucho, se van deteriorando”, explicó Carbajo.

La vicedirectora comentó que si bien se han gestionado sillas para el establecimiento, “siempre traen las comunes para adultos, que son las más fáciles de conseguir, pero nosotros estamos necesitando aquellas destinadas para chicos con trastornos más complejos, como por ejemplo aquellos que sufren de encefalopatía”.

La directora de la institución, Marcela Albino, advirtió sobre los efectos contraproducentes que generan en los chicos con diferentes trastornos cuando no están en la posición correcta por no tener una silla adecuada. “Se producen deformidades y afecta la calidad de vida de cada chico”, dijo.

De todas maneras, aclaró que “no queremos quedarnos en el reclamo, ni en lo que no tenemos y no se puede hacer, sino en lo que somos capaces de lograr”, y explico que los docentes realizan “adaptaciones caseras hasta que llega lo óptimo”.

En el caso de los chicos hipoacúsicos, los audífonos son otro gran faltante. “Al igual que las sillas de ruedas, gestionar la compra de un audífono puede tardar meses, y eso conlleva a un retraso en el desarrollo de estos chicos”, advirtió Albino. Aclaró que si bien en la escuela funciona un banco de audífonos, “todo aquel que tenga unos en desuso puede donarlo a la escuela y nosotros evaluamos en qué condiciones está y si sirve o no, en el caso de que se para un adulto y pueda adaptarse, ya que un par puede costar desde 3.000 pesos o más”.

A pesar de las carencias, desde la escuela y, junto con otras instituciones, se está elaborando un proyecto para “salir un poco hacia la comunidad para mostrarnos y que no nos vean desde la debilidad, o la lástima sino desde otra mirada, poniéndose en el lugar de otro”, comentaron las docentes.


Comentarios


Esfuerzo e ingenio para mejorar la educación en la Especial 12