Los nombres de las mujeres (parte IV)

Yuli Elem, Lisi Chandia y Victoria Olmedo, mujeres que con su manejo emocional y empatía acompañan y asisten a quienes sufren.

10 may 2018 - 00:00

En este ciclo de entrevistas, a las mujeres homenajedas por Fundación OSDE, como reconocimiento a su destacada labor y compromiso social, conoceremos hoy un poco mas de sus actividades...

Yuli Elem, es un ser sensible que irradia paz y seguridad. Ella trabaja para aplacar los dolores del cuerpo, sin olvidar que somos esa unidad formada por emociones y vísceras.

Yuli, siempre trabajó en hospitales públicos, aunque también brindó sus servicios en centros privados. Fue médica generalista en el hospital de Villa La Angostura por tres años y nos dice que eso le dio una mirada holística del paciente lo que le ha permitido acercarse a ellos comprendiendo su padecimiento desde diferentes puntos de vista.

Tratamientos del dolor y cuidados paliativos son los ejes para tratar a los padecientes. Medicinas para el cuerpo, palabras para paliar la depresión y la angustia que la enfermedad oncológica trae consigo.

Una tarea que se lleva a cabo con el conocimiento de la medicina oncológica y del alma humana.

Yuli es una mujer que ofrece alivio para transitar etapas difíciles y procurar que el paciente obtenga una mejor calidad de vida.

Del mismo modo en el que destacamos los cuidados de Yuli a pacientes del Hospital Castro Rendón (Servicio de Oncología), debemos hacerlo con Lisi y Victoria...

Los nombres de las mujeres (parte IV)

Ellas tienen a su cuidado a los canes Zuka, Aarón, Chiqui, Kisu, Pancho de 15 años, Tomy, Pompón el conejo y Katara, la gata. Todas mascotas que fueron adoptados, sacados de la calle, del frío, del hambre, del abandono.

Las mueve la compasión y el amor por los animales. Su propósito es atenderlos, para ello confeccionan chalecos y colchonetas para vender y cubrir los gastos de veterinario, medicación y alimento. Por mes necesitan 120 kg.

Lisi y Victoria, están relacionadas con otros refugios de animales y socorren a los desamparados de la meseta. Los sanan, los dan en adopción o, de no encontrar adoptantes, buscan hogares de tránsito hasta hallarlos. Hacen luego el seguimiento de los animales que ubican.

Realizan esta tarea a la par de sus estudios universitarios y respectivos trabajos. Es un amor genuino y correspondido, son como niños, como hijos, son parte de su familia.

Crean consciencia acerca del cuidado y la atención de las mascotas. Crean redes entre animales, veterinarios, cuidadores temporales, adoptantes.

Lo hacen con responsabilidad y alegría, ponen a prueba su constancia y dedicación para retribuirle a las mascotas parte de lo que ellos ofrecen.

Relatos: Prof. Cristina González – Fotografías: Sergio Dovio.

Datos de Contactos:

Servicio de Oncología Hospital Castro Rendón (0299) 4490800 (int.853)

Facebook: Chalecos y colchonetas

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter