Espacios pensados para vivir

Loitegui, una empresa con 60 años de trayectoria, con fuerte presencia en Neuquén. Sus desarrollos no solo buscan el atractivo comercial, sino la funcionalidad de los espacios.



Con casi seis décadas de trayectoria en el negocio del desarrollo inmobiliario, Loitegui SA es una de las empresa más emblemáticas de la actividad. Creada en 1961, la companía mantiene una estructura familiar y es conducida en la actualidad por Pedro y Juan Loitegui, hijos de los fundadores.
En sus años de trabajo, llevan construidos más de 60 edificios de viviendas, lo que representa más de 330.000 metros cuadrados. Al mismo tiempo, construyó y administra cinco hoteles en diferentes destinos turísticos del interior del país.
En Neuquén, Loitegui está presente desde hace once años. En ese lapso llevan desarrollados en la ciudad más de 30.000 metros cuadrados, ejecutando en la actualidad el quinto y el sexto edificio, y empezando el septimo. La operatoria en la región, se realiza a travéz del operador Máximo Cáceres.
El gerente de negocios inmobiliarios, Javier Gorchs, dialogó con PULSO respecto a las perspectivas del Real State en la región.

PREGUNTA: ¿Cómo llega la empresa a Neuquén?
RESPUESTA: Loitegui llega a Neuquén con la intención de potenciar su desarrollo hotelero. Ese proyecto está vigente, pero la empresa decidió enfocarse en el desarrollo inmobiliario, enfocados en los edificios de vivienda.

P: ¿Cual es el target al que se dirige la oferta de Loitegui?
R: Los proyectos estan pensados no solo para inversión, sino más bien para quien desea un lugar para vivir, con una muy buena distribución de los espacios y bien dimensionados.

P: ¿Tienen proyectado aterrizar en Vaca Muerta?
R: Tenemos desde hace años un terreno en Añelo. Pero nos diferenciamos de lo que habitualmente proponen los desarrolladores en esa zona, de dimensiones pequeñas, construcción en seco, con baja calidad constructiva, de renta rápida y alta.

P: Es una manera distinta de pensar el desarrollo inmobiliario en la zona de Añelo…
R: Efectivamente. Tal vez nuestro proyecto requiere algo más de maduración de Añelo como ciudad, ya que pensamos en Añelo como un lugar para vivir, y no solo para el operario petrolero que está de paso. La idea es ofrecer un producto de nivel jerárquico, adecuado para que pueda vivir cómoda una familia de forma permanente. Buscamos calidad de construcción, estilo tradicional, mampostería, estructura de hormigón…

P: ¿Qué impacto tiene la coyuntura económica en los planes de desarrollo?
R: Lo que más impacta es la incertidumbre. Ello no implica parálisis. La empresa tiene tres proyectos listos a punto de ser lanzados, que no dependen de la dinámica polítco. Por supuesto, es natural que quien busca una inversión inmobiliaria en Neuquén, sea más cauto en un ambiente como este. Aún así, la realidad demuestra que siempre es más seguro invertir en ladrillos, que colocar los ahorros en activos financieros.

P: ¿Han bajado los precios?
R: Sucede que algunos desarrolladores necesitan salir a vender apurados, y eso puede llegar a deprimir los precios. Nuestro valor agregado es que nos manejamos con un anticipo del 30%, un 40% en el transcurso de obra, y un saldo de 30% contra entrega. Eso es muy beneficioso para quien desea comprar.

En números

330.000
Los metros cuadrados que Loitegui SA lleva desarrollados en sus seis décadas de trayectoria.
7
Los proyectos de la empresa en Neuquén. Seis de ellos ya fueron ejecutados.

Comentarios


Espacios pensados para vivir