Esperaba el colectivo y murió baleado en un tiroteo

Dos sujetos que intentaban robar un auto fueron descubiertos y perseguidos por la policía. Cubrieron su huida a tiros y murió un hombre que esperaba un colectivo y nada tenía que ver.

BUENOS AIRES (DyN y Télam).- Un hombre que esperaba el colectivo murió ayer al quedar atrapado en medio de un enfrentamiento armado entre efectivos policiales y dos delincuentes en la localidad de Villa Concepción, partido de San Martín, al noroeste conurbano bonaerense.

Fuentes policiales informaron ayer a la prensa que el episodio ocurrió ayer al mediodía como consecuencia de una violenta persecución y tiroteo que se inició en la localidad de Vicente López y concluyó en jurisdicción de la comisaría Primera de San Martín, con la detención de los dos delincuentes.

El episodio se inició alrededor de las 13 cuando -según indicaron las fuentes-, un móvil del Comando de Patrullas del partido de Vicente López comenzó a perseguir a dos delincuentes que se trasladaban en un automóvil Peugeot 405, quienes intentaron robar a una familia que se desplazaba en otro vehículo, pero logró escapar.

Los delincuentes mantenían a un matrimonio y a su hijo amenazados con un arma de fuego.

Al ser detectados por la Policía los ladrones emprendieron la fuga por la avenida Sáenz Peña hacia San Martín.

Las fuentes policiales indicaron que "en la trayectoria se produjo un tiroteo entre la policía y los delincuentes, en el que un hombre de unos 60 años, que se encontraba en la calle esperando un colectivo, resultó muerto en la avenida Sáenz Peña y Marcelo T. de Alvear, al recibir un impacto de bala.

Hasta ayer por la tarde no se había informado si la bala que dio muerte a la víctima inocente -cuya identidad no se suministró - partió de los delincuentes o de la Policía.

La persecución continuó en medio de una lluvia de balas, hasta que en la intersección de las calles Tres de Febrero y Cochabamba, los sospechosos detuvieron la marcha a causa del tráfico, se bajaron del vehículo y fueron detenidos por personal de la comisaría Primera de San Martín. Uno de los delincuentes había pretendido resistir y tomar a un vecino como rehén, pero éste logró zafarse y consiguió que el delincuente cayera al suelo. Fue en ese momento cuando la policía le logró arrebatar el arma y lo detuvo.

"Me quiso agarrar como rehén y me zafé. El policía estaba solo y pedía apoyo porque tenía el móvil averiado de tantos balazos", señaló el vecino a los medios de prensa, pero no quiso que trascienda su identidad

El titular de esa seccional, comisario Mario Brotman dijo que los dos detenidos "son personas mayores, de más de 40 años y resultaron ilesos, al igual que el personal policial".

Los delincuentes fueron identificados como Abraham Muñoz y Osvaldo Cabrera. Uno de ellos habría salido de prisión recientemente, y el segundo gozaba de un permiso de salidas carcelarias, dijeron fuentes policiales.

Como consecuencia del violento enfrentamiento que se extendió durante el prolongado trayecto que duró la persecución, el 405 resultó con los vidrios astillados, mientras el móvil policial, recibió diez impactos de bala, según el comisario Brotman.

Además, un comercio del centro de San Martín también habría recibido impactos de bala aunque se desconoce si existen más heridos, informaron las fuentes de la comisaría Primera.

La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción Nº2 de San Martín.


Comentarios


Esperaba el colectivo y murió baleado en un tiroteo