"Esperamos una solución"




Una de las constantes preocupaciones del municipio reginense es la travesía de la ruta 22 en esta ciudad. Varias han sido los intentos que se encararon para tratar de dar una solución a los problemas que representa. Una de ellas llegó de la mano de Vialidad Nacional, con obras para mejorar las condiciones de seguridad, como la colocación de tachas divisorias entre los carriles para evitar el sobrepaso en todo el tramo, la colocación de semáforos de advertencia y señalizaciones horizontales en los accesos de la ciudad para que los conductores reduzcan la velocidad, a lo que se sumó la colocación de guard-rails sobre las banquinas para reducir la cantidad de accesos y descensos desde las calles de la zona céntrica hacia la ruta y viceversa.

"También se ha trabajo en la iluminación del tramo, pero el tema de los cruces peatonales es otro aspecto que preocupa", señaló por su parte el secretario de Gobierno del municipio reginense, Carlos Vazzana. Señaló que este aspecto se verá en parte solucionado con las obras de ampliación de la ruta 22.

"En este tramo y teniendo en cuenta el conflicto que se produce con el tráfico urbano, se prevén dos cruces elevados, es decir que la ruta se elevará y el tránsito local pasará por debajo", comentó el funcionario.

Uno de ellos se encontrará ubicado en la intersección con la calle España; en tanto que el restante será desde la calle San Martín, hasta la rotonda de acceso a la ciudad.


Comentarios


«Esperamos una solución»