Esperan avalancha de ventas para este año

El ramo de la automoción empezará a recuperarse de las convulsiones de los últimos dos años en 2011, según el ambiente eufórico vivido en la primera feria del automóvil del año, la de Detroit.

Feria del Automóvil en Detroit

En 2009, en esa misma ciudad el aire parecía como de fin de los tiempos. De hecho, solo unos meses después, General Motors y Chrysler se declaraban en bancarrota. En 2010, se vivió la resaca de los rescates: las empresas salieron a flote y los clientes se quedaron fuera. Pero las previsiones para 2011 son buenas con unas ventas y ganancias hacia arriba.

“El humor en Detroit es bueno”, dijo el experto en la materia Ferdinand Dudenhöffer, lo cual no sorprende en vista de que los estadounidenses vuelven a comprar “pick-ups” y todoterrenos, los alemanes se aprovechan de las ayudas para cambiar de coche y cada vez más chinos se compran su primer automóvil.

En la República Popular China las cifras de crecimiento de las matriculaciones están en torno al 30 y 40 por ciento. De hecho, desde hace tiempo, este país es el mayor mercado de automóviles del mundo, por delante de Estados Unidos.

Volkswagen anunció su récord de ventas en el país asiático, a través de sus filiales, llegando a 1,9 millones de unidades vendidas el pasado año. Este resultado solo fue superado por General Motors, con 2,4 millones. A modo de comparación, el dato en Alemania: en el mismo periodo se vendieron 2,9 millones de coches.

Por eso, Dudenhöffer explica que el pasado año se vendieron en todo el mundo tantos automóviles como antes de la crisis: 58,9 millones. Pero este número se estima que crecerá este año hasta los 62,6 millones y en 2015 a los 74,7 millones.

Además, Alemania continúa estando entre los primeros puestos, ya que ha aumentado la venta de los segmentos premium, es decir, de marcas como Audi, BMW, Mercedes y Porsche, sobre todo en Estados Unidos, donde doblaron sus números con respecto al año anterior. Audi, por ejemplo, hizo el mejor año de su historia.

Así, con la recuperación económica, el dinero se muestra también más fluido: “Vemos un buen signo en el hecho de que las ventas suban en nuestra gama de modelos”, afirmó Ernst Lieb, director de Mercedes en Estados Unidos.

Según un análisis de la página de Internet edmunds.com, un portal automovilístico, los fabricantes no tendrían ya por qué conceder descuentos tan altos como los ofrecidos el año pasado, que llegaron hasta los 2.500 dólares por unidad en las marcas europeas, y a 3.300 dólares en 2009.

Menos ofertas y más ventas significan más ganancias. De hecho, General Motors este año se olvidó de que una vez estuvo en bancarrota, con unos ingresos en los nueve primeros meses de 4.200 millones de dólares. Volkswagen sacó 4.000 millones de euros (5.200 millones de dólares) e incluso, la japonesa Toyota, a pesar de la retirada masiva de automóviles que debió hacer, ganó en la primera mitad del año comercial unos 2.500 millones de euros (3.200 millones de dólares).

DPA


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora