Esperan para el viernes el fallo por el caso Ruminot

El Tribunal Superior de Justicia confirmará el fallo existente u ordenará hacer un nuevo juicio. Familiares de Susana esperan que los jueces les den la razón y anulen el juicio absolutorio.



mCENTENARIO (ACE).- Unas 300 personas se movilizaron la noche del sábado en reclamo de justicia para la docente asesinada Susana Ruminot.

Los familiares y amigos aseguran que vivirán una agonía hasta el próximo viernes, cuando se conozca si el Tribunal Superior de Justicia confirma el fallo existente u ordena hacer un nuevo juicio.

“Vivimos estos días con mucha adrenalina, con los recuerdos y los fantasmas del juicio de diciembre; lo que nos provoca dudas y temor”, dijo Alejandra Olivera, una de las amigas de la docente asesinada.

En diciembre el tribunal que presidió el juicio dejó libres a los dos sospechosos del homicidio: Ricardo Jhonatan “Cataco” Vega y a Marisol González, a quien se le imputaba haber encargado el crimen por motivos pasionales.

Luego de la absolución, el fiscal y la familia apelaron la decisión absolutoria, mientras que en junio pasado el TSJ aceptó analizar si corresponde anular el juicio o confirmar el fallo.

La movilización estuvo integrada por muchas docentes, vecinos y comerciantes.

Los padres de Susana Ruminot encabezaron la protesta que recorrió la principal calle comercial de la ciudad y luego terminó con un pequeño acto en la Plaza de Los Pioneros.

Los familiares y amigos esperan que el TSJ les de la razón, anule el juicio absolutorio y entienda que hubo pruebas que no se valoraron en el proceso; pero se preguntaron ayer si la nueva composición “se animará” a hacerlo debido a que entre los que absolvieron estaba el entonces juez Eduardo Badano, que ahora integra como vocal la nueva composición del TSJ.

“El lema Neuquén es confianza, ¿incluye a la Justicia neuquina?”, insistieron en los discursos en los que se solicitó que el fallo absolutorio “nos dejó el sabor amargo de la impunidad”.

“Hubo elementos en el juicio que no se tuvieron en cuenta, un nuevo juicio es la oportunidad para demostrar que González y Vega Delgado son los asesinos de mi hija”, dijo Sergio Ruminot, el padre de la maestra muerta.

La marcha estuvo signada por un extraño episodio ocurrido e viernes anterior, cuando Ruminot en momentos en que se encontraba “parlanteando” para invitar a la comunidad a concurrir a la marcha, fue acusado por Marisol González de haberla agredido.

“Esa mujer miente sin que se le mueva un pelo; así como no se le movió un pelo cuando planeó la muerte de Susana. La impunidad nos deja este saldo: que Marisol González se de el gusto de provocar a mis hijos en la calle, o en la casa de mis amigas para generar mi reacción. Con las marchas pedimos Justicia, nunca la agredimos, pedimos que los asesinos de Susana no estén sueltos por la calle y se rían de nosotros en la cara mientras pedimos que el asesinato de Susana no quede impune”, finalizó Alejandra Olivera.


Comentarios


Esperan para el viernes el fallo por el caso Ruminot