Esperan respuesta de Brasil para resolver conflicto comercial

Antes de reunirse, Argentina pide que levanten las trabas al ingreso de autos.



#

Archivo

Un 80% de las exportaciones de vehículos argentinos se dirigió al Brasil en el 2010.

El gobierno espera recibir hoy una respuesta para concretar una reunión en breve entre la ministra de Industria, Débora Giorgi, y su colega de Brasil, Fernando Pimentel, bajo la condición de que los brasileños levanten las trabas que afectan el ingreso de automóviles y autopartes argentinos. “Nuestro país va a negociar siempre y cuando las restricciones sean levantadas. Es un episodio más sobre las relaciones comerciales. No tenemos que dramatizar”, aseguró ayer la ministra de Industria durante una recorrida por la ciudad de Rosario para respaldar la precandidatura de Rafael Bielsa a gobernador de Santa Fe. Giorgi afirmó que “discutirá con su par brasileño Fernando Pimentel si se acepta la reunión en Foz de Iguazú”. La ministra respondió el viernes a la invitación formulada por Pimentel de realizar un encuentro en Brasilia en busca de solucionar el nuevo conflicto comercial bilateral pero bajo la condición de que, primero, el gobierno de Dilma Rousseff levante la aplicación de restricciones al ingreso de vehículos argentinos a ese país. Pimentel pidió “48 horas” para dar una respuesta sobre si Brasil acepta o no las condiciones planteadas por el gobierno argentino, cuestión que se espera que se produzca mañana. El funcionario brasileño negó que las restricciones a la importación de automóviles sean una represalia contra Argentina, en una columna publicada por el diario O Estado de São Paulo. En ese sentido, ratificó que era “innegable que el sector privado brasileño viene enfrentando una serie de dificultades para la exportación de productos al país vecino”. “Fueron incluidas en licenciamiento no automático las importantes de vehículos de todo el mundo. No procede, por lo tanto, interpretarla como una represalia de Brasil a Argentina”, argumentó Pimentel en su escrito. Según publicó ayer la prensa de Brasil, el gobierno de ese país solo levantaría las barreras a las importaciones de autos después de que Argentina revise las restricciones, a través de licencias no automáticas que afectan a productos brasileños que permanecen parados en la frontera desde hace 120 días, aunque destaca que los funcionarios están abiertos al diálogo. (DyN)


Comentarios


Esperan respuesta de Brasil para resolver conflicto comercial