Esperanza y temores en la Región Sur por el futuro minero

Hay doce empresas que solicitaron permisos para explorar la zona.



INGENIERO JACOBACCI (AJ).- El primer yacimiento de oro de la historia de Río Negro está “emergiendo” a pocos kilómetros al sur de Jacobacci. El proyecto significa fuentes de trabajo, recursos económicos y desarrollo para la ciudad y la región. Sin embargo, el miedo a una futura contaminación ambiental pero principalmente, la desconfianza en los controles que realiza el estado en la actividad minera, prendieron la luz de alerta entre los vecinos y abrieron la polémica.

Hasta el momento doce empresas solicitaron permisos ante la Dirección de Minería de Río Negro para realizar trabajos de exploración en busca de oro y otros minerales en campos ubicados en la zona de Valcheta, Los Menucos, Comallo y Jacobacci.

De ellas, una sola ya está trabajando. Minera Aquiline Argentina SA realiza tareas de exploración avanzada y proyecta la apertura de una mina con explotación a cielo abierto para el 2006, en el marco del proyecto Calcatreu que se desarrolla a 82 kilómetros al sur de Jacobacci.

De concretarse su apertura, sería el primer yacimiento de oro en Río Negro.

Este proyecto, sumado a las dudas que dejó el cierre y remediación de Mina Angela, a la ausencia de fiscalización en las moliendas de diatomeas que trabajan en Jacobacci y que estarían en infracción, y a la desconfianza que existe hacia los organismos de control, alimentan las dudas y la preocupación de los vecinos, manifestadas a representantes de Consejo de Ecología y Medio Ambiente (Codema), la Dirección de Minería y la Subsecretaría de Minería e Hidrocarburos.

 

Malos recuerdos

Los funcionarios reconocieron las “fallas”. El jueves el titular del Codema, Oscar Echeverría, hizo un “mea culpa” y dijo que no se actuó como correspondía en el control de las moliendas que contaminan el ambiente con el polvillo que generan con la producción.

“En su momento no se quiso aplicar ninguna medida porque se priorizó la fuente de trabajo en el marco de una situación crítica que vivía el país. Pero a partir de ahora no habrá contemplaciones”, sostuvo.

El caso de Mina Angela también dejó su sello negativo. Fue una mina polimetálica (oro-plata-cobre-plomo-zinc), ubicada a unos 116 kilómetros al sur de Jacobacci que estuvo en actividad entre 1978 y 1992.

Si bien es un yacimiento ubi

cado en la provincia de Chubut los afluentes que allí nacen corren en dirección a Río Negro, muriendo en gran mayoría en la Laguna Carrilaufquen.

A principios de octubre de 2001 el frigorífico Aimar de Río Cuarto detectó en caballos comprados en esa zona un exceso de cadmio de acuerdo a la tolerancia máxima fijada por la Comunidad Económica Europea que establece 1 miligramo por kilo de carne.

Hoy, el proyecto Calcatreu está en el centro de la polémica. En Jacobacci, donde la mayoría de los 8000 habitantes no cuenta con una completa información sobre este tipo de explotaciones mineras, hay muestras de oposición y adhesión a la iniciativa.

 

Voces en contra y a favor

La utilización del cianuro empleado en el método (llamado de lixiviación) para separar el oro, la extracción de un valioso mineral no renovable y la modificación de la legislación argentina en la década del 90 facilitando las inversiones extranjeras en explotaciones mineras, ha movilizado a un grupo denominado “vecinos autoconvocados” y representantes de comunidades mapuches a oponerse.

Temen una contaminación ambiental de cara al futuro y aseguran: “no vivimos tranquilos por Calcatreu, las moliendas de diatomeas y Mina Angela y no queremos hipotecar nuestro futuro y de las generaciones venideras”.

Por otro lado, las fuentes de trabajo, los recursos económicos y el desarrollo para Jacobacci y la zona que puede generar la apertura de una mina de oro, impulsan a otro sector de la población a decir sí.

“Trabajé 18 años en una mina de oro donde se utilizaba cianuro y estoy muy bien de salud. Hoy tengo 50 años y con los 150 pesos que gano en el plan Jefes de Hogar no puedo dar de comer ni vestir a mis hijos. Todavía puedo y quiero trabajar”, sostuvo un ex trabajador de Mina Angela.

A medida que pasan los días el tema se instala cada vez más en las calles jacobacinas.

En este contexto, vecinos, autoridades, organizaciones no gubernamentales buscan una salida viable.

Así, la presidenta de la Fundación Llequén, Angela Penroz, propuso un plebiscito para que la población exprese su postura y le pidió al Estado Provincial una participación activa en un tema que requiere información profunda y responsable.

Desde el gobierno, el Codema y la Dirección de Minería de Río Negro propuso a los vecinos de Jacobacci formar una comisión mixta para evaluar en forma conjunta con profesionales idóneos en la materia, el proyecto Calcatreu, su estudio de impacto ambiental y seguimiento de los trabajos realizados por la empresa Aquiline Argentina.

 

José Antonio Mellado

Notas asociadas: ¿Qué es el proyecto Calcatreu? El cianuro, la sustancia temida El caso de Esquel  

Notas asociadas: ¿Qué es el proyecto Calcatreu? El cianuro, la sustancia temida El caso de Esquel  


Comentarios


Esperanza y temores en la Región Sur por el futuro minero