“Espero que salgan a decir algo”



Tuve el honor de pertenecer al primer plantel de empleados del Poder Judicial de la provincia en el año 1961. Trabajé con señores jueces, fiscales, defensores y secretarios... Señores, sí, que sabían lo que era tener honor, decencia, ética, discreción, no sólo en su profesión sino en sus vidas particulares. Se nos enseñó que un magistrado no debía manifestar, ni estar afiliado a partido político, ni siquiera tener preferencia por algún equipo deportivo, para que no se sospechara que pudiera haber imparcialidad en sus fallos. No pasaron tantos años desde que profesionales así estuvieron manejando la Justicia de esta provincia. ¿Cuándo cambió todo? Estoy esperando que algún abogado de esa época o el Colegio de Abogados salgan a decir algo sobre la conducta reprochable, indigna, de este juez Vila. ¿Quién lo nombró? El mismo Superior Tribunal que inauguró el nuevo edificio de Tribunales de la ciudad, que no tuvo vergüenza en poner una placa con sus nombres en la entrada y no tuvo el decoro de poner una con los nombres de quienes fueron los primeros magistrados de la ciudad. Todo esto demuestra la decadencia de nuestras autoridades, tanto en el orden provincial como nacional. Qué se puede esperar de un Poder Judicial que debe garantizar la seguridad de una comunidad si no puede ordenar su propia institución. Qué pena que los mismos abogados que avalan todo esto sean los que están formando futuros abogados en nuestra universidad. Qué pena que todos los valores morales se estén perdiendo. Qué pena que vayamos a dejar a nuestros hijos y nietos un país y una provincia manejados por personas sin escrúpulos. Rosario Estela Jofré LC 4.164.815 Roca

Rosario Estela Jofré LC 4.164.815 Roca


Comentarios


“Espero que salgan a decir algo”