«Está en curso un genocidio masivo»

Lo advirtió el presidente del MEDH, Arturo Blatezky.





ALLEN (AA).- En materia de defensa de los derechos humanos en la Argentina aún resta mucho camino por recorrer y hoy se está viviendo un momento crucial porque «está en curso un genocidio masivo», advirtió el titular nacional del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), Arturo Blatezky.

Teólogo, profesor y también investigador del tema de los desaparecidos en la última dictadura militar, Blatezky habló -en una entrevista con «Río Negro»- sobre la actualidad argentina y el rol que desempeñan las iglesias y los organismos de derechos humanos. Sostuvo que todos deben pedir perdón, aún aquellos que actuaron en forma activa, por el «rol mediocre» que desempeñaron y advirtió sobre el «genocidio masivo» y los «tiempos de crucifixión» que impone el sistema socio-económico argentino. Por este lado «hoy nada cambió», opinó el teólogo, y sobre tal problemática, salió una declaración de la Junta Pastoral Nacional del MEDH firmada, entre otros, por el obispo Marcelo Melani y el pastor Pedro Manoukian.

¿Gozan de buena salud los derechos humanos hoy en la Argentina?

Esto depende de cómo se entienda el tema de los derechos humanos, si uno entiende bajo esta temática la elaboración jurídica del genocidio de la dictadura, del terrorismo de Estado, después de la anulación de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final, después de cambiar al comisario de la Federal, uno dice estamos muy bien. Por ese lado tenemos que estar contentos porque es mucho más de lo que esperamos de un gobierno que viene del señor Duhalde. Pero si uno entiende los derechos humanos, como mucho más que la elaboración jurídica del terrorismo de Estado, si lo entendés bajo el cumplimiento de los derechos humanos, todo aquellos que están en los artículos de la Constitución Nacional y los pactos internacionales, lo cotidiano, el derecho al trabajo, el derecho a la educación, a la salud, a la seguridad social, entonces no cambió nada.

Todo sigue igual como en los últimos años…

– En el marco de lo socio-económico no vemos que haya cambiado nada, es más, algunas cosas en las últimas semanas preocupan mucho, eso de la quita del 75% de la deuda, que son números y que no son realidades económicas de nuestro pueblo y en realidad es el arreglo con el sistema financiero-bancario, porque ¿quién hizo las ganancias en los 10 años de Menem?

Para nosotros, los derechos humanos es la devolución de la soberanía del pueblo, entonces exigimos la vuelta atrás de las privatizaciones, porque eso fue quitar la soberanía que el pueblo tiene que tener sobre los servicios públicos, sobre cosas fundamentales como por ejemplo los recursos naturales no renovables.

¿Ese es el objetivo que persiguen hoy?

Nosotros seguimos trabajando con la elaboración del tema del terrorismo, porque hay muchísimo por hacer y tenemos los juicios que se abren de nuevo ahora. Pero eso es una parte, también tenemos muchísimo trabajo por ejemplo con toda la recuperación económica que se merecen, que debieran tener todos aquellos que tienen familiares desaparecidos. Hace años, desde el 2001, que no se está implementando la reparación económica por el «corralito», porque los bonos no tienen precio. Entonces la gente está bloqueada. Pero la prioridad actual, yo vengo de Quilmes y el hospital está destruido por ejemplo, como en todos lados, entonces esto para nosotros es fundamental cuando hablamos de derechos humanos. Por eso decimos en el MEDH, creemos, que está en curso un genocidio a nivel masivo, que es distinto a aquél, pero que necesitó para imponerse los 30 mil desaparecidos. Todo lo que están sufriendo los más pobres de nuestro pueblo so consecuencias de aquello, entonces «arreglar» el tema de lo militar es importante porque no queremos ver más tanques en la calles, pero los que están en la calle son los chicos mendigando.

Para nosotros, el sistema genocida es el sistema socio-económico, que reemplaza falta de trabajo por planes, corruptos, corrumpientes de la gente, planes que destruyen la dignidad de la familia trabajadora.

¿Qué rol deben cumplir las iglesias en esto, y qué rol tuvieron en las últimas décadas?

El rol que cumplieron las iglesias, en el caso de la nuestra y de las iglesias evangélicas que estamos en el MEDH, los líderes en general estaban totalmente comprometidos y son los creadores del movimiento ecuménico junto con el obispo Novak.

Los laicos, muchos de nuestras iglesias, no querían saber nada y se callaban la boca. Quizás en la iglesia ca

tólica fue distinto, hubo muchos sacerdotes muy pobres que estaban junto al pueblo y se comprometieron, y la jerarquía no dijo nada. Pero yo creo que, suena raro que lo digamos los que estamos en esto, que tenemos que pedirle perdón a nuestro pueblo todos, porque aún los que participamos de la defensa de los derechos humanos, lo hicimos de una forma mediocre y lo seguimos haciendo hoy de una forma mediocre.

Entonces la pregunta esencial es: las iglesias quieren estar junto al poder o estar junto a Jesús, y a Jesús lo encontramos entre los pobres, no en los crucifijos de las capillas, lo matan cada vez que matan a un pibe, aunque sea un pibe chorro que también se merecía haber tenido trabajo, escuela y una familia. Para mí este momento es crucial.

¿Elaboraron un documento sobre esto?

Sí, hace unos días hicimos un documento de la Junta Pastoral donde decimos que estamos en un momento crucial porque vemos que se crucifica a la mayoría de nuestro pueblo. Entonces el desafío fundamental es hoy: si las iglesias vamos a querer ser auténticas entre lo que decimos con lo que hacemos, queremos ser creíbles o vamos a ser verseras, truchas. Estamos viviendo realmente en tiempos de crucifixión.

Silvana Salina (slsalinas@rionegro.com.ar)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Está en curso un genocidio masivo»