Esta familia resiste con sus ovejas cerca de la estación donde el tren no para

Desde 1949 que los Millapi utilizan tierras de Tren Patagónico en el paraje Perito Moreno para el pastoreo de sus ovejas. Teme que la concesionaria de la estación lo desaloje.



El tiempo parece que se detuvo en Perito Moreno. Las pocas construcciones que hay en el paraje tienen décadas y algunas historias. En una de esas casas, de paredes hechas con durmientes rústicos, creció Benito Millapi y sus hermanos.

Millapi corrió cuando era niño por esos mallines verdes de la meseta patagónica, mezclado con los animales que sus padres criaron como fuente alternativa de ingresos. Jugó hasta quedar sin fuerzas en la laguna Los Juncos, que durante años tuvo agua en abundancia. Allí, los cisnes eran visitantes frecuentes. Observó numerosos atardeceres con sus padres viendo cómo el sol se acostaba detrás de los cerros.

Sus padres se instalaron en 1949 en ese sitio, cuando las distancias eran enormes por la falta de comunicaciones. Su papá, Gregorio Millapi, arribó a ese lugar porque era empleado de Ferrocarriles Argentinos, que le cedió una casa y un pedazo de tierra. Desde entonces, la familia Millapi vive en ese lugar, distante a unos 30 kilómetros de Bariloche.

Los años pasaron. Su padre murió en 1969 y su madre se marchó de este mundo pocos años después.

Luego, la estrella de Ferrocarriles Argentinos se apagó. Pero la familia Millapi continuó en ese lugar. Tranquilos. A pocos metros de la emblemática estación Perito Moreno, que tuvo años de actividad intensa antes de que el siglo 20 finalizara. Después, el complejo de la estación pasó a manos de la empresa estatal rionegrina Tren Patagónico.

Millapi sostuvo que la tranquilidad se quebró a finales de 2015 cuando Tren Patagónico concesionó mediante un comodato sin costo el predio de la estación Perito Moreno a la firma Lurkelen SRL, según informó a finales de septiembre el presidente de la empresa rionegrina, Jorge Maljasian.

“La solución pasa porque Tren Patagónico reconozca que tenemos un derecho. Llevamos setenta años ahí”.
“Ellos (por los concesionarios) llegaron hace un año y medio y les dieron todo y me dicen que yo no tengo derecho a nada”.

Benito Millapi, policía retirado y productor de la zona de Perito Moreno.

Como contrapartida, la concesionaria revitalizó la estación con la expectativa de que se transformara en un atractivo turístico. Allí, comenzaron los conflictos porque los animales de la familia Millapi avanzaban sobre el predio en busca de pastura. Por eso, representantes de Tren Patagónico presentaron una denuncia penal contra Millapi, aunque fuentes del Ministerio Público señalaron que fue desestimada. “Ellos (por los concesionarios) llegaron hace un año y medio y les dieron todo y me dicen que yo no tengo derecho a nada”, afirmó días atrás Millapi a “Río Negro”. Dijo que el predio está abandonado.

“Nosotros tenemos animales desde que tengo uso de razón”, afirmó, mientras alimentaba a las ovejas, que necesitaban recuperar fuerzas porque habían parido recientemente. Los corderos recién nacidos lanzaban balidos desesperados en busca de sus madres y de un poco de alimento. El poco forraje duraba segundos en las manos de Millapi.

“Teníamos más de doscientos animales y tuvimos que reducirlo a cien porque hay poco alimento. Tenemos que estar forrajeando” -aseguró- porque hay un alambrado que puso Tren Patagónico y que impide a los animales avanzar hacia el enorme predio lindante.

Los corrales donde Millapi tiene sus ovejas son pequeños, de cercas de madera. No hay un vestigio de pasto. “Vamos a ver cómo seguimos”, expresó.

Malsajian le advirtió que las tierras son del concesionario.

Millapi vive con su esposa en el lugar y tiene una hermana a su cargo. Es policía retirado y hoy se dedica a la crianza de animales. De todos modos, ya no pueden tener caballos ni vacas como ocurrió en el siglo pasado, cuando sus padres estaban vivos.

“El conflicto no está resuelto porque ellos no levantaron el alambrado”, dijo esta semana Millapi a “Río Negro”. “No me han notificado de nada desde el juzgado”, sostuvo. Y cuestionó que los concesionarios “dijeron que pagaban por estar en el lugar y no era verdad”.

“La solución del conflicto pasa porque Tren Patagónico reconozca que tenemos un derecho a algo”, sostuvo. “Nosotros llevamos setenta años ahí y nunca se preocuparon por nosotros”, enfatizó Millapi. Y afirmó que no se irá del lugar porque allí está el sacrificio de sus padres.

Ocho décadas

1934

2004

2015

Sólo un puñado de personas

El paraje Perito Moreno está ubicado a unos 30 kilómetros de Bariloche. Se accede al lugar por tren o por la Ruta Nacional 23. La laguna los Juncos forma parte del entorno y es una reserva natural protegida.

Hay muy pocas viviendas en el lugar y un puñado de personas viven en forma permanente.

La estación del tren fue construida con piedras, techo de cinc y pisos de madera, en el siglo pasado. Durante años estuvo abandonada y hubo varios intentos por transformar el lugar en un punto turístico de la mano del tren, pero no dieron resultado.

“Lo que menos queremos es que se vayan”, dice la empresa

El presidente de la empresa Tren Patagónico SA, Jorge Maljasian, afirmó que no es la intención que la familia Millapi se vaya del lugar donde vive desde hace décadas.

“Nosotros lo que menos queremos es que ellos se vayan”, enfatizó el funcionario provincial. Dijo que el único pedido es que permitan que el tren pueda transitar libremente por el lugar.

Dijo que tiempo atrás, cuando recién arrancaba la concesión, hubo un incidente con Benito Millapi, que se molestó porque unos turistas, que los concesionarios habían llevado al lugar para desarrollar actividades recreativas, se sacaron fotos con los animales. Explicó que la estación Perito Moreno está inactiva porque “no hay pasajeros”.

El gerente del Tren Patagónico, Alberto Llanca, dijo que Millapi “está usurpando” y señaló que es “una persona bastante problemática”. Explicó que el predio lo necesitan para hacer maniobras. Por eso, pidieron que los animales no avancen sobre la playa. Y afirmó que nunca pidieron el desalojo. “Nunca se lo molestó porque no era la intención”, aseguró.

La hacienda de Benito se redujo a la mitad en los últimos años porque la falta de espacio acota las tierras de pastoreo.

Millapi mostró una nota que Maljasian le envió el 27 de julio pasado. “Me dirijo a Ud. en mi carácter de presidente del Tren Patagónico SA, en relación a los hechos perpetrados por Ud. y/o su grupo familiar consistente en arrear su hacienda al predio que utiliza la empresa Lurkelen SRL (…) resulta de uso exclusivo de uso de la empresa. También se ha detectado que ha derribado alambrados”, consignó el funcionario. “No se tolerarán este tipo de acciones”, afirmó. “Se le recuerda que el predio que Ud. utiliza para residir y tener sus animales, es concesión del Tren Patagónico, motivo por el cual nos encontramos facultados para iniciar medidas legales a los fines de obtener su desalojo, el de su familia y el retiro inmediato de sus animales”, advirtió.

Datos

“La solución pasa porque Tren Patagónico reconozca que tenemos un derecho. Llevamos setenta años ahí”.
“Ellos (por los concesionarios) llegaron hace un año y medio y les dieron todo y me dicen que yo no tengo derecho a nada”.
Se inaugura la estación Perito Moreno con el viaje inaugural del ramal Puerto de San Antonio-Bariloche.
Se crea la empresa Servicios Ferroviarios Patagónicos, hoy Tren Patagónico.
Tren Patagónico concesionó mediante un comodato sin costo el predio de la estación Perito Moreno a la empresa Lurkelen SRL.

Temas

Río Negro

Comentarios


Esta familia resiste con sus ovejas cerca de la estación donde el tren no para