Esta vez fue sin brillo

D'Alessandro marcó el gol que le dio a Argentina el triunfo y el primer puesto.



Sólo algunos destellos de buen fútbol, una buena actuación del arquero Germán Lux y un poco de suerte le alcanzaron a Argentina para ganarle al rival más duro del grupo, Australia, a quien venció 1 a 0 para asegurarse el primer lugar de la zona.

El funcionamiento del equipo decayó respecto de los partidos anteriores pero también es cierto que el rival era de otra jerarquía. Argentina se plantó en la cancha como el neto dominador, escondiéndole la pelota pero sin ser punzante, ante un equipo que tiene en su potencia física una de sus mayores virtudes.

Salvo por algunas acciones aisladas del equipo de Marcelo Bielsa y el juego aéreo de los campeones de Oceanía, el partido no tuvo mayores emociones.

El gol de D'Alessandro a los ocho minutos del primer tiempo, aprovechando un rebote en un defensor y cacheteando la pelota de zurda, aplacó el juego. Parecía que la suerte ya estaba echada apenas iniciado el partido. Y más cuando Carlos Tevez casi amplía el marcador con su remate de zurda que se fue al lado del palo un par de minutos después del tanto albiceleste.

Australia no acusó el golpe y siguió plantado con mucha gente en el medio y tratando de salir rápido. En su afán de atacar siempre, Argentina salió a presionar bien arriba, pero su rival casi siempre salió sin problemas, tocando con precisión. Ese desgaste en el primer tiempo se sintió en el complemento.

Los australianos sorprendieron cuando desde el fondo se desenganchó North, cruzó casi toda la cancha con la pelota en sus pies y remató apenas desviado. Fue un alerta para una defensa que de abajo no perdió cas nunca, pero que en el juego aéreo ofreció muchas ventajas y que de no ser por la impericia de su rival, podría haber recibido más de un gol. Sin dudas ese es el principal aspecto a mejorar para la próxima fase, porque no es la primera vez que un rival más débil lo complica por arriba. Ya le había pasado con Serbia y Montenegro.

En ataque perdió profundidad cuando salió el "Chelito" Delgado para que ingrese Nicolás Burdiso. El lugar del ex delantero de Rosario Central fue ocupado por el "Kily" González, haciendo que el marcador central Gabriel Heinze juegue de carrilero por izquierda. Ese sector era por donde más atacaba Argentina.

En el segundo tiempo el equipo por momentos abusó de acciones individuales, se dedicó más a aguantar el resultado y hasta pareció que sobraba el partido. Lo tuvo otra vez D'Alessandro cuando quiso poner la pelota en el ángulo, pero también pudo haber empatado Australia a la salida de un tiro de esquina o con el disparo de Holman que Lux logró contener abajo.

En definitiva Argentina cumplió con lo suyo: ganó y se aseguró el primer lugar del grupo, aunque desnudó falencias defensiva en el juego aéreo que deberá corregir para no sufrir en los cuartos de final.

Hoy se conocerá el rival para partido que se disputará el sábado desde la 15, hora argentina. No fue el equipo brillante de los encuentros anteriores, pero el crédito sigue abierto, camino a la medalla de oro (AC)

 

D'Alessandro: "Ahora viene lo mejor"

Anotó el tanto de la victoria en el cierre de la primera fase de los Juegos y después fue claro: "La ilusión por ganar el oro es más fuerte que el cansancio", dijo Andrés D'Alessandro.

"Tenemos un equipo unido, muy metido en la idea de que ésta es una gran oportunidad para el fútbol argentino y la ilusión nos mantiene entusiasmados, pese a la seguidilla de partidos que la mayor parte de los muchachos ha jugado en los últimos tiempos", añadió el futbolista del Wolfsburgo alemán.

D'Alessandro comentó que "ahora viene lo mejor, los partidos decisivos del torneo y estos muy compenetrados en ello".

Con respecto a Australia, dijo que "se sabía que éste iba a ser el encuentro más duro del grupo. Estoy feliz por haber marcado el gol de la victoria, pero más feliz porque estamos en un camino correcto, con ganas, con entusiasmo, y eso va a valer mucho a la hora de jugar los próximos partidos", indicó.

Por su parte, Marcelo Bielsa sostuvo que"Argentina jugó un estilo más directo que Australia, más elaborado", remarcó el entrenador argentino, para intentar argumentar el triunfo de 1-0.

A pesar del éxito, el entrenador rosarino reconoció que el encuentro "fue equilibrado y demandante en el aspecto físico". "Posicionalmente, en el primer tiempo, el equipo estuvo en desventaja -agregó Bielsa-, eso hizo que Argentina tuviera peligro. Luego esa descompensación no fue tal".

 

Los otros que siguen

Pese a perder con Argentina, Australia también se clasificó ya que tuvo mejor saldo de goles que Túnez, con quien compartió el segundo puesto, con cuatro unidades. Túnez se impuso 3-2 a Serbia-Montenegro y terminó con un saldo de cero (4-4), en tanto que el de los australianos fue de más tres (6-3).

México, por su parte, superó 3-2 a Grecia en Volos y redondeó cuatro puntos en el Grupo A, que no le bastaron porque Malí y Corea del Sur cosecharon cinco cada uno tras empatar 3-3 en Salónica.

Los mexicanos quedaron terceros en su zona, ganada por Malí por mejor diferencia de goles que Corea.

Malí espera ahora al ganador del Grupo B, en el que Italia y Ghana tienen cuatro puntos, Paraguay tres y Japón ninguno. Italia juega hoy con Paraguay y Ghana con Japón.

México se sintió clasificado cuando tomó ventaja de 2-0 an Atenas mientras en Salónica Malí se adelantaba 3-0 sobre Corea, con tres tantos de Tenema Ndiaye. Los asiáticos, no obstante, remontaron el marcador.


Comentarios


Esta vez fue sin brillo