"Estaba ahí, como siempre"

Romeo habló de sus dos goles ante Racing, que le sirvieron al "Santo" para seguir en la pelea.

#

"Bernie" y la dedicatoria hacia la tribuna. "Es increíble el cariño de la gente", dijo el goleador.

En la noche del martes, Bernardo Romeo (Tandil, 1977) demostró que su romance con el gol se mantiene intacto.

Luego de un puñado de minutos en los últimos tres partidos, Ramón Díaz lo hizo ingresar ante Racing cuando iban 20 minutos del segundo tiempo. El Ciclón perdía 3-2 y quedaba lejos de Independiente, el líder. Pero todo cambió cuando el goleador saltó a la cancha. Porque a los 41 y a los 47 minutos se convirtió en el protagonista de la noche marcando los dos tantos que le dieron la victoria a San Lorenzo, ahora a cuatro puntos de la cima.

"Tenía unas ganas terribles de jugar. Me sentía un poco raro porque lo venía haciendo poco. Pero es parte de la adaptación al nuevo grupo y entrenador. Por suerte entré un rato antes y pude colaborar. Era un partido complicado, que por suerte se pudo dar vuelta. Estaba muy difícil", dijo Romeo, dueño de la número 10 del Ciclón.

"Estoy muy feliz. No todos los días se da vuelta un 3-0. Fue un partido histórico", expresó el ex atacante de Estudiantes, quien integra la destacada camada de goleadores natos que nacieron en el Pincha, como Martín Palermo, Ernesto Farías y José Luis Calderón. En el segundo gol mostró su olfato y astucia, cuando empujó la pelota que estaba sobre la línea.

"¿Cómo fue? Estaba ahí. Como siempre. Tenía miedo de que no entrara y la empujé por las dudas", dijo el atacante entre risas.

Romeo comenzó su primera etapa en San Lorenzo en 1998 pero fue en 2001 cuando se transformó en uno de los ídolos: con 15 anotaciones fue el máximo goleador del Clausura ´01, torneo que quedó en poder del Ciclón. Además, el tandilense fue fundamental en la Copa Mercosur que obtuvo el equipo que en aquel entonces era conducido por el chileno Manuel Pellegrini.

Ahora, a los 29 años, sumó un capítulo más en su idilio con el hincha del Ciclón. "Es increíble el cariño de la gente. Me genera una sensación que no puedo describir. La verdad que no me voy a cansar de agradecerles el apoyo. Por eso también resulta una gran alegría los goles que sirvieron para ganar", señaló Romeo, quien confesó que el partido ante Racing "fue uno los días más felices como jugador de San Lorenzo".

Más allá de su actuación individual, Romeo se enfocó en lo importante del triunfo: "Ahora estamos entre los que pelean arriba". (ABA)


Comentarios


"Estaba ahí, como siempre"