Estado, condenado por accidente aéreo





BUENOS AIRES (DyN) - La Cámara Civil y Comercial Federal condenó al Estado Nacional, a un piloto inexperto y al dueño de una avioneta que cayó en 2002 sobre el techo de una casa a indemnizar con más de un millón de pesos a la familia de un muerto por ese siniestro. El hecho ocurrió el 24 de julio de 2002, cuando una aeronave Cessna 310 conducida por el piloto Leandro Javier Saldana que había despegado desde el aeródromo de Don Torcuato cayó a tierra porque sus motores se detuvieron por falta de combustible. Una de las alas de la aeronave impactó en una casa y el derrotero siguió hasta estrellarse en un baldío; los tres ocupantes del Cessna murieron. La esposa y los hijos de uno de los fallecidos, Gustavo Moscovich, demandaron a los herederos del piloto, al dueño de la aeronave y al Estado Nacional por sus presuntas responsabilidades en el accidente. La Sala Tercera de la Cámara, con las firmas de los jueces Graciela Medina y Ricardo Recondo, consideró que el avión cayó porque el piloto desconocía su manejo y el auxiliar Moscovich había confundido los tanques principales de combustible con los auxiliares. El siniestro ocurrió por “el desconocimiento por parte del piloto del material de vuelo a utilizar y de los procedimientos normales y de emergencia para la operación de la aeronave, su escasa experiencia en vuelo, en particular bimotores, y de la deficiente preparación y planificación de vuelo”.


Comentarios


Estado, condenado por accidente aéreo