Estados Unidos recuerda a las víctimas del 11-S en un nuevo aniversario

Donde estaba el World Trade Center hoy se levantan cuatro nuevos edificios. Malestar por la participación de los candidatos presidenciales y porque crece la cifra de enfermos de cáncer entre los primeros bomberos y paramédicos que brindaron asistencia tras el ataque.





Familiares de las víctimas del 11-S hicieron hoy un minuto de silencio en Nueva York en los momentos exactos en que aviones secuestrados por islamistas de la red Al Qaeda se estrellaron contra las Torres Gemelas, el Pentágono y en un prado de Pennsylvania, hace seis años. «Aquel día nos sentimos solos, pero no por mucho tiempo y no separados el uno del otro. Seis años pasaron, y nuestro lugar está aún a su lado», dijo el alcalde Michael Bloomberg, dirigiéndose a las víctimas, al inciar la ceremonia en un parque cercano al lugar donde estaban las Torres, llamado ahora Ground Zero.

Una gran obra en construcción ocupa actualmente toda la vasta manzana donde estaba el World Trade Center, y los trabajos en curso para levantar cuatro nuevas torres obligaron este año a realizar la ceremonia por primera vez fuera del Ground Zero, en el Zuccotti Park, a una cuadra de distancia.

El presidente George W. Bush y el vicepresidente Dick Cheney, acompañados por sus respectivas esposas, hicieron también un minuto de silencio a la hora del primer ataque a la primera torre, las 8.46 (las 9.46 en Argentina) en la Casa Blanca, en Washington, para recordar a las 2.974 personas muertas en los atentados. De la ceremonia participaron también los ministros del gabinete y el personal de la Casa Blanca, desde asesores a porteros, empleados de la cocina y jardineros. Bush, quien no habló, participó antes de una ceremonia religiosa en una iglesia cercana a la Casa Blanca, informó la cadena CNN.

En el Pantágono, el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Peter Pace, habló frente a la pared donde se estrelló uno de los aviones y dijo a los familiares de las víctimas que sus seres queridos serán «siempre recordados». En el Zuccoti Park, los bomberos de Nueva York leyeron los nombres de todos los muertos en los atentados.

El austero acto recordatorio llegó este año empañado por el malestar por la participación de políticos que son candidatos a Presidente y por los problemas de salud que enfrentan quienes trabajaron en la zona de Nueva York donde estaban las Torres. Muchos de los primeros bomberos y paramédicos que llegaron al Ground Zero contrajeron enfermedades o murieron de cáncer o trastornos respiratorios por la exposición a los polvos y a las emenaciones resultantes de los derrumbres y los incendios.

Por primera vez, también, una víctima que no murió en los ataques con aviones fue conmemorada. La ciudad de Nueva York agregó este año a la lista oficial de 2.974 muertos, el nombre de la fiscal Felicia Dunn-Jones, quien murió de cáncer de pulmón cinco meses después.

Los bomberos compartieron el escenario con el ex alcalde de Nueva York, el republicano Rudolph Giuliani, quien para muchos familiares de las víctimas no debería haber participado del acto porque es candidato a presidente en las elecciones del año próximo. La demócrata Hillary Clinton, otra aspirante al sillón presidencial, también planeaba asistir a los actos.

Un total de 2.750 personas murieron en los ataques a las Torres; 184 murieron en el ataque al Pentágono y 40 en el avión que cayó en Pensilvania. La cifra no incluye a los 19 militantes islamistas que secuestraron los aviones.

Fuente: Télam


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Estados Unidos recuerda a las víctimas del 11-S en un nuevo aniversario