Estafaban con la promesa de créditos a baja tasa

Se trata de una organización argentino-colombiana que embaucó en Neuquén al menos a cuatro personas por 15.000 pesos en total. Los autores no están identificados ni detenidos.



#

NEUQUÉN (AN).- La policía investiga a una organización argentino-colombiana que operaba como financiera ofreciendo créditos a sola firma y a una tasa anual del 18 por ciento. En la provincia estafaron a cuatro personas por una suma que ronda los 15.000 pesos.

La Justicia obligó a una empresa periodística de Neuquén a levantar la publicidad de la financiera fantasma que está siendo investigada por la división de Delitos Económicos de la policía local en conjunto con la división de Delitos Informáticos de la Policía Federal.

La maniobra se realizaba a partir de un aviso en el que ofrecían a empleados públicos, jubilados, empresarios e independientes, préstamos a sola firma y a una tasa anual del 18 por ciento asegurando que supuestamente eran de rápida aprobación y mínimos requisitos.

El monto mínimo era de 20.000 pesos pero podían solicitar hasta 300.000 pesos. Los interesados debían llamar a un teléfono local.

“Los atendía una persona de tonada colombiana que les pedía que enviaran por correo electrónico copia del DNI y del CUIL”, relató el oficial inspector Carlos Heinriksen a cargo de la división de Delitos Económicos de Neuquén.

“A los pocos días la financiera les contestaban diciendo que podían acceder al crédito y les enviaban un contrato con todas las cláusulas, en el cual les decían hasta el monto de la cuota mensual, que era muy baja”, detalló el uniformado.

Un préstamo de 20.000 pesos lo financiaban en 12 cuotas de 1.800,33 pesos con lo que se terminaba devolviendo casi 21.603,96 pesos. “Esto tentaba muchísimo”, aseguró el inspector.

Al final del mail con el contrato la financiera les pedía a los interesados que depositaran 1.000 pesos, a través de una reconocida firma internacional dedicada a las transferencias de fondos, para el pago de los gastos administrativos. Ese monto luego sería devuelto con el envío del dinero del préstamo.

“Una vez que las víctimas depositaban el dinero, los llamaban y les pedían a modo de garantía otra suma que rondaba los 700 pesos”, explicó Heinriksen.

A partir del pago de la garantía las personas entraban en una rueda de nunca acabar donde les pedían más dinero; muchos de los damnificados, en un intento por no perder lo ya invertido, continuaban depositando con la esperanza de recibir el préstamo.

En Neuquén se registraron cuatro casos, tres en la capital y uno en Cutral Co. Las cifras que desembolsaron estas personas fueron: 1.400, 2.000, 3.200 y 8.600 pesos.

La causa está caratulada como presunta estafa y si bien se ha avanzado en las investigaciones no hay personas detenidas y las posibilidades de que los afectados recuperen el dinero son mínimas.

La posibilidad de obtener el dinero y devolverlo en cuotas muy accesibles tentaron a más de uno.

Archivo


Comentarios


Estafaban con la promesa de créditos a baja tasa