Este año cobrarían el permiso de caza a residentes

Buenas expectativas para esta temporada, que viene con cambios.



CHOS MALAL (ACHM).- Expectativa en la región por el inminente inicio de la temporada de caza de liebres que el año pasado dejó ingresos por más de un millón de pesos en el norte neuquino. Esta temporada traería aparejados algunos cambios: se cobraría el permiso de caza a los cazadores residentes que hasta la temporada pasada era gratuito y no se podrá realizar la actividad en rutas sólo en campos ya sea privados o fiscales, para lo cual se incrementarán notablemente los controles.

A pocos días de dar inicio la temporada de caza en la provincia del Neuquén, el ministerio de la Producción se encontraría analizando algunas reformas para implementar a partir del 1 de mayo, fecha de comienzo de la actividad.

Uno de los principales cambios tiene que ver con el cobro de los permisos de caza para los residentes que las temporadas pasadas se extendía en forma gratuita.

Esta situación permitiría incrementar los ingresos a la provincia, que recibe además los montos que se cobran por la extensión de guías a los frigoríficos para sacar los productos, ya sea liebres, conejos o zorros, fuera de la provincia.

Aunque todavía no se dio a conocer la resolución, trascendió que se pretenden implementar el valor de 30 pesos para los cazadores residentes en la provincia y de 50 pesos para los no residentes.

Por otra parte se estaría analizando el tema de los lugares donde estará permitido cazar, dado que si bien es cierto existe prohibición de hacerlo en rutas o caminos los cazadores hacían caso omiso a esta situación.

Cabe destacar que muchos casos fueron denunciados por propietarios de campos que viven en zonas cercadas o aledañas a las rutas. Debido a esta situación la provincia pretende para esta temporada poner fin a la caza en estos lugares y los cazadores deberán realizar la actividad sólo en campo privados o fiscales.

Para esto deberán contar indefectiblemente con la autorización de los dueños u ocupantes de las tierras.

Los guardafaunas serán los encargados de realizar los controles y contarían con el apoyo de brigadas rurales especiales para que se cumplan que estas pautas.

En el caso puntual de la zona norte si bien se realizarán patrullajes por toda la región se haría especial hincapié con controles más severos en Los Miches, Los Guañacos, la pampa de Tricao Malal, la Villa del Curi Leuvú y El Cholar que son los lugares de donde provienen la mayor cantidad de denuncias por la caza en ruta o caminos.

La caza de liebres, conejos y zorros se ha convertido en los últimos años en un importante recurso de ingreso de divisas, especialmente para muchos pequeños crianceros que se encuentran con sus piños en campos de invernada y que durante este período donde las ventas de chivitos bajan apelan a la caza para contar con ingresos en sus hogares. La temporada pasada se extendieron más de 1.200 permisos y se capturaron alrededor de 138 mil ejemplares.

Si bien en los comienzos de la temporada se inició con el pago de 2 pesos más 4 balas por conejo y 4,50 más cuatro balas por liebre, los montos se incrementaron con el correr de las semanas y el último período de caza, esto es julio y agosto se llegó a pagar a un valor promedio de 9 pesos y luego ascendieron a 12 la unidad.


Comentarios


Este año cobrarían el permiso de caza a residentes